Viñamarino Tomás de Rementería busca ser parte del Congreso más importante de la historia

Tomás de Rementería Venegas tiene 34 años, es viñamarino, abogado, padre de dos hijos y una de las caras jóvenes que pretende llegar a renovar el Congreso tras las elecciones del 21 de noviembre. Razones para ganar tiene de sobra: y es que el candidato a diputado por el distrito 7, no sólo se ha destacado por su labor docente, por la que fue elegido como uno de los académicos del futuro en Derecho Público, en una lista conformada por profesionales de todo el mundo.

Sino que también ha brillado en su carrera profesional, coordinando causas de gran connotación pública por la defensa del medioambiente, como la revocación de los derechos de agua de Edmundo Pérez Yoma -donde compartió con el actual Gobernador Regional, Rodrigo Mundaca-, los derechos de agua de HidroAysén y en la protección de humedales y lechos de ríos por la extracción ilegal de áridos en los ríos Maipo y Aconcagua.

Tomás, ¿qué lo motiva a presentarse como candidato a diputado?

“Yo estaba tranquilo con mis clases en una universidad extranjera y mi vida familiar allá, pero cuando ocurrió el despertar social de octubre de 2019, junto a mi esposa decidimos participar en los procesos transformadores que se venían para Chile. Pensamos que, nuestra formación y motivación podían ser útiles para lo que se avecinaba en el país. Así, me asenté en una universidad nacional donde me recibieron con los brazos abiertos y, también, empecé a colaborar en el Colectivo Socialista de la Convención Constitucional, asesorándolos en diversas materias que son de mi conocimiento. Es ahí donde se abrió la opción de ser candidato, ya que el Partido Socialista buscaba rostros nuevos y que vinieran de mundos distintos del político partidario. Mi decisión estuvo condicionada a que mi candidatura fuera por el distrito 7, donde están las comunas en las que he vivido y que, también, yo pudiese tener libertad de decisión, lo que fue aceptado. Después de mucho pensarlo nos embarcamos como familia y colectivo en esta aventura electoral para representar nuestra región costera en el que será el Congreso más importante de nuestra historia”.

¿Por qué dice que será el Congreso más importante de la historia?

“Lo será porque es el encargado de implementar la nueva Constitución, crear las leyes que den sustento a las abstracciones generales que contendrá el texto que emané de la convención. Así, será probablemente el responsable de redactar un nuevo Código de Aguas, nuevas leyes sobre salud y educación, reformas al sistema de pensiones y de relaciones laborales, entre tantas otras. El Congreso será clave en que la nueva Constitución no se convierta en letra muerta, sino que en un instrumento de consolidación de los derechos que ella misma contenga”.

En su propaganda usted señala como slogan que la suya será una diputación colectiva, ¿A qué se refiere con esto?

“Lo de la diputación colectiva tiene dos caras. En primer lugar, tiene que ver con que el diputado no tiene por qué saber de todo, es por eso que debe consultar a especialistas y conocedores en las materias que propone. Partiendo de esa premisa, hemos armado una mesa asesora en salud y un grupo de apoyo en materias relacionadas a patrimonio y urbanismo, centrado principalmente en el tema de Valparaíso. Además, me asesoro constantemente con representantes de diversos gremios, como los feriantes o los pescadores. Un Superman, que sabe de todo, sólo existe en las caricaturas. Por otro lado, una diputación colectiva significa estar siempre en los territorios junto a las comunidades, escuchar más que hablar y que el trabajo de legislación y fiscalización sea conectado con las preocupaciones de los vecinos y vecinas del distrito”.

Por último, ¿Qué balance hace de la campaña?

“Yo me propuse que en mi campaña tenía que pasarlo bien y lo he conseguido, he disfrutado el camino más allá del objetivo. He aprendido muchísimo de las comunidades, de los pescadores, feriantes, colectiveros, agricultores y el camino ha sido disfrutando en familia, con los amigos, poniendo el corazón, con muchos voluntarios y con empatía ante todo. En el resultado, nos sometemos a lo que decidan los ciudadanos y ciudadanas del distrito, pero sin duda ya ganamos con el sólo hecho de emprender este desafío”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *