Vecinos de Miraflores Alto participan en diseño de proyectos para recuperar espacios públicos

A través de una entretenida actividad y metodología especialmente adaptada a la infancia, los niños de población Eleanor Roosevelt de Miraflores Alto, en Viña del Mar, dieron a conocer sus opiniones y expectativas sobre el diseño del proyecto Eco Mirador que se desarrolla en el marco del Programa Quiero Mi Barrio del Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) y ejecuta el municipio.

Al respecto, la directora de la Secretaría Comunal de Planificación (SECPLA), María Fernanda Olivares, explicó que como municipio “tenemos que ser responsables en cómo viabilizar esos procesos con distintas metodologías (…) Creo que hay que fomentar la participación de niños y niñas en todos los procesos que se realicen en materia de proyectos, de planificación. Es importante escuchar la voz de aquellos que no son escuchados”.

La jornada participativa se suma a la realizada el sábado 10 de julio pasado, en la cual los vecinos, mediante el diálogo, pudieron ir diseñando el futuro Eco Mirador que incluirá luminarias, bancas y una pequeña sede de encuentro comunitario, elementos que la comunidad quieren ver materializados en la explanada.

Proyectos de recuperación

Cabe recordar que, entre agosto de 2020 y abril de 2021, los vecinos de Eleanor Roosevelt -que contempla la población del mismo nombre, Nueva Miraflores y parte de la población Pedro de Valdivia- realizaron un proceso de autodiagnóstico junto al equipo municipal del Quiero Mi Barrio.

Los resultados del diagnóstico permitieron construir el Plan Maestro para la recuperación de barrio, que contempla iniciativas urbanas y sociales, las cuales buscan contribuir a dar respuesta a las inquietudes de la comunidad, mediante procesos participativos vinculantes que definen las intervenciones que se realizarán.

Es así que se priorizaron los proyectos: Seguridad Vecinal, Recambio de Alumbrado Público, Eco Mirador, Atravieso Conector, Pausa Cobijo, y Sendero Eco Parque.

“En relación a que los diseños son totalmente conversados con los vecinos me parece una súper buena iniciativa y oportunidad que se nos entrega a cada vecino, ya que esto conlleva a que nos sintamos parte de este proyecto y partícipe de cada mejora que solo busca generar adelantos en nuestro barrio”, afirmó Carmen Luz Fredes, una de las vecinas que vive próxima a uno de los proyectos a realizarse en el sector.

Luego de la realización de los diseños urbanos participativos, la comunidad podrá conocer el consolidado de sus opiniones durante agosto para, posteriormente, dar paso al diseño técnico de los proyectos.