Valparaíso: detenidos por rayar Pérgola de las Flores cumplieron trabajos comunitarios

Como una forma de remediar el daño provocado a los mismos locatarios, dos jóvenes que el pasado 27 de febrero fueron sorprendidos rayando uno de los muros de la Pérgola de las Flores de Valparaíso, debieron cumplir 8 horas de trabajo comunitario consistente en la limpieza de subida Cumming y calle Wagner.

Trabajos de aseo que derivan de un acuerdo reparatorio arribado por el Municipio Público y uno de los detenidos, el pasado 16 de abril. Según el Director de Asesoría Jurídica del municipio, Nicolás Guzmán, “esta acción es una muy importante, porque además de perseguir penalmente estas lamentables acciones que atentan contra la ciudad, como municipalidad nos enfocamos en hacerlos responsables con medidas concretas de reparación en directo beneficio de toda la comunidad, de tal manera de crear conciencia del cuidado y limpieza de nuestros lugares comunes y así evitar que estos hechos se vuelvan a repetir. Con esta medida, la señal es clara: los porteños y porteñas se aburrieron de los rayados”.

Guzmán adelantó que “como Alcaldía Ciudadana nos interesa igualmente que el resto de los imputados, una vez que se desarrollen las audiencias, procedan con la pintura de la pérgola, es decir, la reparación del daño completo”.

Quienes se manifestaron más satisfechos por la medida fueron los locatarios del sector y de la misma pérgola, que se han visto afectados constantemente por los rayados y orina en la vía pública. Este es el caso de Ronald Chávez, encargado del local “Jardín Primavera” y quien puntualizó que “con estos actos se daña el patrimonio y de una u otra manera hay que revertir el daño que están haciendo. Estoy aquí mañana, tarde y noche y veo como ellos mismos u otros vienen, orinan, hacen desastres acá, carretean y dejan “la cagaita”, por lo que esta medida es muy buena”.

Andrea Salas, propietaria de La Bodeguita resaltó que “con esta medida se está tratando de evitar que estos chicos sigan rayando y la única forma para que tengan una corrección es de limpiar un poco la zona, me parece fantástico”. Pese a reconocer su gusto por los murales y graffitti, Andrea criticó que “podría ser, por lo menos, (una pintura) asociada a lo que uno tiene. A mí me rayaron la cortina, pero podría haber sido un dibujo asociado a la verdulería, por ejemplo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *