Solicitarán evaluar término de comodatos de ascensores en manos del municipio porteño

El incumplimiento reiterado de las obligaciones de mantención y conservación de los ascensores porteños por parte del municipio, llevó a que el Intendente Regional Jorge Martínez nuevamente considerara traspasar la administración de estos a una Corporación independiente. 
 
Fue durante el primer mandato del Presidente Sebastián Piñera, que se realizó la compra de nueve ascensores patrimoniales, mediante un traspaso de fondos desde el Gobierno Central al Gobierno Regional. Esto con el fin de recuperar y poner en valor estos inmuebles, tanto para los porteños como para sus visitantes.
 
La tarea de restauración fue entregada al Ministerio de Obras Públicas, mientras que la administración y mantenimiento a la Municipalidad de Valparaíso.
El año 2016 el MOP licitó la restauración del ascensor Concepción, y luego de tres años de obras – abril de 2019 -, entró en funcionamiento y tuvo una marcha blanca de tres meses para comprobar su correcta operación, previa capacitación a los operadores que la municipalidad designó para tal efecto.
 
Caída ascensor Concepción
 
El1 de febrero del año 2020, cinco personas que se transportaban en el ascensor Concepción sufrieron lesiones producto de un accidente. Frente a esa grave situación, el MOP solicitó un peritaje al IDIEM de la Universidad de Chile, que determinó como causa del accidente la existencia de deficiencias en la operación y mantención del ascensor Concepción. Entre ellas, las más relevantes fueron los sensores de final de recorrido desactivados, debido a que el ascensor tenía habilitado un sistema de bypass. También se detectó que la Municipalidad de Valparaíso utilizaba una ficha de 
mantenimiento “propia”, distinta a la entregada por el MOP. 
 
En el informe definitivo del IDIEM, tras realizar pruebas complementarias en terreno, se concluyó que el sistema pico de loro “no funcionó a causa del apriete excesivo que presentaban las tuercas de los pernos en la barra de unión, lo que no favorece a un adecuado movimiento del sistema”. Esto confirma que se debió a un problema de mantención, y no de diseño. Mientras que la ficha de mantenimiento del MOP indicaba que mensualmente debía realizarse la actividad de “verificar lubricación y movilidad de  enclavamiento”, el IDIEM comprobó que el operador en la ficha de mantenimiento propia que utilizaba, incluía la actividad “reapriete sistema de enclavamiento”. Días después, se produce el accidente. 
 
Alrespecto, el Intendente de la Región de Valparaíso, Jorge Martínez, afirmó que “Una de las principales causas del accidente es que el operador de ese día no se encontraba dentro de las personas capacitadas por el MOP. A lo anterior se suma que la Dirección de Arquitectura – MOP, con anticipación al accidente, advirtió por escrito a la Municipalidad de varias de estas irregularidades, lo que evidencia, a lo menos, una negligencia inexcusable”.
 
La primera autoridad regional, además, señaló que “Lo anterior es una muestra más de cómo la Municipalidad de Valparaíso ha enfrentado de manera deficiente la recuperación patrimonial de la ciudad”.
 
A raíz de esto, el Intendente Martínez solicitará al Consejo Regional revisar los Contratos de Comodato de los ascensores. “La Municipalidad de Valparaíso no otorga certeza alguna de cuidado, mantención, seguimiento de protocolos y, por sobre todo de seguridad para los miles de porteños y visitantes que hacen uso de los ascensores. Creo que ha llegado el momento de traspasar la operación y mantención de estos a una Corporación independiente, que vele responsablemente por los bienes patrimoniales y la integridad de las personas”.
 
Cabe señalar que las cinco víctimas presentaron una querella por cuasidelito de lesiones graves contra quienes resulten responsables, y la investigación se está llevando a cabo por la Fiscalía.