SISS inicia investigación sumaria contra ESVAL por colapso de colector en Jardín Botánico de Viña del Mar

La Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) inició un procedimiento de investigación sumaria contra ESVAL tras constatar la rotura de un colector de aguas servidas de 600 milímetros de diámetro en camino lateral al Jardín Botánico de Viña del Mar.

Fiscalizadores de la SISS, junto a equipos de la Seremi de Salud de Valparaíso y de la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA), verificaron en terreno la situación de emergencia, denunciada por Twitter a través de los medios de comunicación de la Región de Valparaíso.

Con los antecedentes recabados hasta el momento, se constató que cerca de las 15:00 horas del jueves 8 de julio se produjo un evento de rebase de aguas servidas en camino El Olivar que comunica el Trocal Urbano con el sector de El Salto en Viña del Mar. El colapso se habría generado debido a la obstrucción del colector por raíces de un árbol espino, lo cual habría generado un escurrimiento superficial durante alrededor de una hora. Los hechos, que aún se investigan, provocó la afectación del estero El Olivar, Laguna Lineo y la piscina natural que se encuentran al interior del Parque Jardín Botánico.

El evento fue controlado por ESVAL cerca de las 16:00 horas del mismo día, y ha estado realizando labores de mitigación, como la dilución con agua potable de los cauces afectados por el derrame de aguas servidas, a través de camiones aljibe y agua de grifos que se encuentran en el sector aledaño.

Dado que la concesionaria tiene la obligación de garantizar la calidad y continuidad de los servicios que presta, entre ellos la recolección de aguas servidas (art. 35 de la Ley General de Servicios Sanitarios), la SISS inició una investigación sumaria contra ESVAL. Este procedimiento de la SISS considerará la responsabilidad que le cabe a la empresa concesionaria de garantizar la adecuada prestación de los servicios, en este caso en particular, de recolección de aguas servidas.

A su vez, la SISS requerirá formalmente a ESVAL todos los antecedentes técnicos respecto del evento, como especificaciones de la infraestructura dañada, historial de mantenimiento, origen de la falla, volumen de descarga estimado, comunicación a autoridades, detalle de las acciones de mitigación, etc., y las acciones a implementar para garantizar a futuro la continuidad del servicio.

La SISS continúa con sus equipos en terreno verificando las acciones de mitigación que la concesionaria está desarrollando, entre otras, el lavado de los cauces afectados.