SEC reitera prohibición de instalar calefones en baños tras muerte de joven por inhalación de monóxido de carbono

Un llamado a que la comunidad realice las mantenciones y reparaciones necesarias, a sus instalaciones interiores de gas y artefactos que operen con este energético, realizó la Dirección Regional Valparaíso de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) con el objetivo de minimizar eventuales riesgos vinculados, por ejemplo, a la presencia de monóxido de carbono, especialmente en época invernal.

Desde la entidad fiscalizadora resaltaron que las mantenciones a los artefactos que funcionen con gas, como estufas, cocinas y calefones, deben ser efectuadas por instaladores autorizados o los servicios técnicos de cada marca, mientras que, en caso de adquirir un nuevo producto en el comercio, debe poseer su Sello SEC, certificación que acredita que cumple con la normativa para su uso seguro. Junto a ello, la recomendación es reubicar todo calefón que actualmente esté instalado al interior de un baño.

En el caso de las instalaciones interiores de gas, toda reparación o modificación debe ser realizada por un instalador autorizado por la SEC. Además, en el caso de los edificios con fines habitacionales, recintos de salud, educacionales, comerciales, de entretención o de afluencia masiva, sus instalaciones deben ser sometidas a un proceso de inspección periódica para obtener o revalidar su Sello Verde OK.

Estas recomendaciones cobran relevancia luego del fallecimiento de una joven, de 18 años, al interior de su vivienda en el cerro Esperanza de Valparaíso. Según los primeros antecedentes, personal de salud que llegó al lugar indicó como causa del deceso la inhalación de monóxido de carbono, hecho que deberá ratificar la investigación. Además, se confirmó la existencia de un calefón en el baño.

Patricio Velásquez, director regional de SEC, indicó que “contar con un suministro de gas seguro, al interior de los hogares, implica que los ciudadanos mantengan en buen estado sus artefactos e instalaciones. Esto es clave para evitar que se registren accidentes, por ejemplo, a raíz de la presencia de monóxido de carbono, cuya inhalación, puede derivar en consecuencias fatales”.

La autoridad recordó que el monóxido de carbono se genera durante la combustión y es un gas venenoso, imperceptible, invisible, sin olor y silencioso, que puede generar como síntomas, en caso de intoxicación, dolores de cabeza, mareos, náuseas, confusión o debilitamiento general y puede provocar hasta la muerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *