Psicólogo aconseja a padres entregar “autonomía progresiva” a menores en las redes sociales

El último caso de la niña que estuvo varios días desaparecida en Valparaíso y que fue encontrada junto a un hombre de 42 años, actualmente formalizado por el violación reiterada, motiva a adultos a cargo de niños y adolescentes a preguntarse cómo evitar estas situaciones, las que son muy comunes debido a los espacios de encuentro que ofrecen las redes sociales.

Consultado al respecto, Gonzalo Lira, director de la Escuela de Psicología de la Facultad de Ciencias Sociales de la UV, señala: “Los niños, niñas y adolescentes (NNA) actuales son reconocidos generacionalmente como ‘nativos digitales’ por su vinculación cotidiana y desde muy temprana edad con dispositivos electrónicos y redes sociales. Dicha condición presenta una serie de aspectos positivos y potencialidades favorables, pero también es necesario visibilizar riesgos  asociados, tales como patrones de adicción a los dispositivos, sedentarismo, e impacto negativo sobre desarrollo neuropsicológico y social”.

Una preocupación adicional, destaca Lira, “la representa la problemática del ‘grooming’, término anglosajón que da cuenta del engaño que adultos realizan por medio de las redes sociales, para acosar y abusar sexualmente de NNA vulnerables”.

Añade el psicólogo: “Existe suficiente evidencia empírica de que NNA se encuentran muy tempranamente vinculados al uso de dispositivos electrónicos y expuestos a internet, por lo que muchos profesionales están alertando sobre la necesidad de postergar el acceso y uso de las tecnologías. En este sentido, es importante recordar a padres, apoderados/as y tutores/as que este acceso no es un fin en sí mismo, sino un medio de aprendizaje, interacción y entretención que debe estar regulado, y su uso debe estar asociado al cumplimiento de estos fines”.

Lamentablemente, acota Gonzalo Lira, “las condiciones de la vida moderna y el temor de ser percibidos como autoritarios/as, ha limitado la capacidad y disposición de padres, apoderados/as y tutores/as para participar activamente en estos procesos de regulación y aprendizaje en el uso de estos dispositivos”.

En esta materia, explica, “si tomamos en consideración por ejemplo un principio de ‘autonomía progresiva’ en NNA, esto supondría que los adultos adoptan inicialmente un rol de mediación activa entre el mundo virtual y los NNA, desarrollando experiencias graduales y controladas de interacción, para que estos menores puedan ir aprendiendo, interactuando y regulándose gradualmente en su uso. Por tanto, la idea sería el uso inicial bajo supervisión y con control parental, progresión en el uso y exposición a estos medios y  formación en relación a los riesgos que están presentes tras el uso de redes sociales, de modo que se alcancen niveles crecientes de independencia, autonomía y manejo seguro de estas tecnologías”.

Particularmente en el caso del grooming, apunta Gonzalo Lira, el papel de los adultos “supondría educación sexual integral para NNA a edades más tempranas, para reconocer los posibles peligros que se encuentran presentes en internet, una participación activa de los padres en este proceso de mediación y aprendizaje para el uso seguro de las redes sociales y la incorporación de estas reflexiones en las actividades de las instituciones educativas para crear espacios y comunidades alertas y protectoras respecto de sus NNA”.