Probabilidad de ingresar a una UCI disminuye casi 5 veces con dos dosis de la vacuna contra el COVID-19

Durante el reporte de hoy de la situación epidemiológica, el ministro de Salud, Enrique Paris, informó que los últimos siete días se ha visto un incremento de 13% en el número de casos. Las regiones con más aumento son Aysén (47%), Los Lagos (36%)  y O’Higgins (27%).

La autoridad, además, señaló que a pesar de lo anterior, “la cantidad de pacientes que ha ingresado a las unidades de tratamiento intensivo, ha demostrado una caída muy significativa, sobre todo en los vacunados que han cumplido más de 14 días después de la segunda dosis”.

En ese sentido, el subsecretario de Redes Asistenciales, Alberto Dounac, explicó que la edad es un factor determinante en el riesgo de ingresar a una Unidad de Cuidados Intensivos. Ya que a mayor edad, mayor la probabilidad de ocupar una cama crítica.

Sin vacunas, 2,3 de cada 100 personas contagiadas en el tramo de 30 a 39 años deben ser admitidas a una UCI, mientras que para el grupo de 70 a 74 años, esta cifra aumenta a 17 de cada 100.

“Podemos observar que este riesgo de desarrollar una enfermedad grave disminuye en forma muy importante después de la segunda dosis, en donde para los mismos grupos anteriores, la probabilidad de ingresar a una UCI disminuye casi 5 veces. En el caso del grupo entre 30 a 39, pasa de 2,3% a 0,5%. Y para el grupo de 70 a 74 años, pasa de 17% a 3,3%”,  indicó el subsecretario.

En base a estos antecedentes, las autoridades de Salud reiteraron el llamado a los jóvenes para que se vacunen apenas su edad se incorpore al calendario de vacunación.  “Es necesario que se vacunen los más jóvenes, porque vamos a evitar que ingresen a las unidades de tratamiento intensivo. Pero la vacuna por sí sola no protege. Hay que mantener el uso de la mascarilla, el distanciamiento físico, el lavado de manos, la ventilación y evitar la movilidad innecesaria”, enfatizó el ministro.

Posteriormente, la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, dio a conocer la modificación de los tiempos de espera entre la primera y la segunda dosis de la vacuna Astrazeneca, la cual se administraba con 12 semanas de diferencia entre ambas dosis y ahora la segunda dosis se pondrá a los 28 días, al igual que las vacunas  Sinovac y Pfizer.

Esto se debe a que el 99% de quienes se han vacunado con Astrazeneca son hombres y la mayoría menores de 45 años, y los menores de 45 años son también los que han tenido un aumento en las hospitalizaciones en UCI. “Por eso es que hemos decidido acortar los tiempos entre la primera y la segunda dosis de las vacunas del laboratorio Astrazaneca. De esta forma, las personas vacunadas con Astrazeneca podrán lograr la inmunidad más rápido”, explicó la subsecretaria.