Presentan proyecto de ley que busca adelantar horario de cierre del comercio

Adelantar el cierre del comercio y servicios de atención directa del público, es el principal objetivo del proyecto de ley presentado por los senadores Alejandro Guillier, Yasna Provoste, Alejandro Navarro y David Sandoval y que ahora deberá ser analizado por la Comisión de Trabajo y Previsión Social.

La propuesta -que modifica el artículo 24 del Código del Trabajo- busca mejorar la calidad de vida de los trabajadores del comercio y darles seguridad en el retorno a sus hogares, “quienes, según las actuales condiciones, se produce a altas horas de la noche”, precisan los autores.

En concreto, se propone que el cierre de los establecimientos de comercio y servicios se realice a más tardar a las 19:00 horas, horario dentro del cual se deberán ajustar y respetar las jornadas de trabajo de sus dependientes. A su vez, se establecen excepciones a este cierre en consideración al rubro y/o servicio otorgado.

Pasada la medianoche

La moción hace presente que tradicionalmente en nuestro país, y antes de octubre de 2019, el comercio ha funcionado entre las 08:00 y 22:00 horas aproximadamente, encontrando dentro de ese horario distinciones entre grandes cadenas de retail, y comercios de menor tamaño, de al menos una hora entre apertura y cierre.

“Cuando un establecimiento de comercio de atención directa a público cierra sus puertas, los trabajadores deben proceder al “cierre operacional”, tiempo que varía entre 30 a 90 minutos, donde se procede a la entrega y cuadratura de cajas, entrega de turnos, etc., por lo que en la praxis el horario de salida se extiende pasado las 11:00 horas en algunos casos. Luego de ello, nos encontramos con los tiempos de traslado que efectúa el trabajador hasta su hogar, por lo que la hora de regreso dependerá de la distancia hacia esta, locomoción disponible, transbordos a efectuar, y desplazamiento mediante caminata, demorándose en el trayecto completo no menos de 40 minutos”, precisan los autores.

Lo anterior, agregan, “se traduce en que un trabajador del comercio pude llegar a su hogar pasada la medianoche, situación que trae consigo una serie de inconvenientes y peligros aparejados, como bien lo ha manifestado la Alianza de los Trabajadores del Comercio ATCOMER, a través, de su campaña “Cerremos a las 19 horas el Comercio”.

Escasa vida familia y falta de seguridad

En este contexto se alude a que la actual situación horario tiene repercusión directa en una carencia o escasa vida familiar; falta de seguridad y exposición a delitos; sumado que “cerca de un 70% de los trabajadores de comercio son mujeres, y según datos de la XVI Encuesta Nacional Urbana de Seguridad Ciudadana (ENSUC), 2019, del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), publicadas mediante infografía, se aprecia que en victimización persona, las mujeres son proporcionalmente más víctimas de delitos en un 10,5% versus los hombres con un 7,2%”.

A juicio de los legisladores, “la anterior situación se agudizo producto de la pandemia, donde las restricciones, cuarentenas, toques de queda, etc., complejizaron el término de la jornada laboral, influyendo significativamente en la forma, seguridad e integridad de los trabajadores en sus retornos a los hogares, así como también en el cuidado de los hijos, enfermedad y riesgos propios de la pandemia por COVID-19”.

Sin embargo, aclara, “este contexto otorgó una arista positiva, y es que quedó demostrado que el comercio pude funcionar cerrando sus puertas más temprano, sin significar un menoscabo en las ganancias”.