Pescadores de Juan Fernández instalarán planta desalinizadora para contar con agua potable

Una planta de osmosis inversa que abastecerá con agua potable por primera vez a la caleta de Juan  Fernández, podrán construir los pescadores isleños gracias a recursos por 95 millones de pesos adjudicados en el fondo nacional Sistemas de Osmosis Inversa del Instituto Nacional de Desarrollo Sustentable de la Pesca Artesanal y Acuicultura de Pequeña Escala, Indespa. 

La unidad de osmosis inversa o desaladora capta el agua de mar, que luego es sometida a un proceso de tratamiento y filtrado (osmosis inversa) quedando apta para el consumo humano.  Esta iniciativa, operada además con energía solar, suministrará un abastecimiento diario de entre 6 mil a 10 mil litros de agua potabilizada que será destinada a las actividades productivas de los pescadores del archipiélago.

Daniel González, presidente del sindicato de pescadores artesanales de Juan Fernández, señaló que la iniciativa es una “tremenda noticia” para la isla, ya que hoy se ve impedidos de operar una planta de proceso para sus recursos porque en Juan Fernández no hay agua potable ni alcantarillado. “Con este proyecto, solucionaremos uno de los grandes problemas que es el agua potable. Anteriormente no hemos podido trabajar con plantas de proceso con resolución sanitaria por este mismo problema, así que es importantísimo este gran paso, un gran avance y esperamos seguir con el apoyo de Indespa para de una vez por todas darle a Juan Fernández una planta de proceso como se merece, con las normas sanitarias y cumpliendo un sueño anhelado de los pescadores de tener una planta para exportar y poder diversificarnos productivamente”, precisó el dirigente.

En la actualidad la producción y distribución de diversos recursos pesqueros de Juan Fernández, como el Cangrejo Dorado, la Breca, Vidriola o Bacalao, es distribuido a través de intermediarios y no puede ser exportado al mercado internacional por limitaciones asociadas al abastecimiento de agua potabilizada. 

El Director Ejecutivo de Indespa, José Pedro Núñez, señaló que esta iniciativa contribuye directamente a la diversificación productiva de las caletas. “Estamos muy satisfechos porque esto les va a cambiar la vida a los pescadores y a sus familias al poder acceder por primera vez a un suministro de agua potabilizada. La misión de Indespa es apoyar el fomento productivo del sector y brindar herramientas de este tipo a las comunidades pesqueras van en directa relación con nuestro compromiso», sostuvo la autoridad.

Los pescadores de Juan Fernández comenzarán la ejecución del proyecto en las próximas semanas al igual que ellos, las caletas Chica en Tarapacá, y Torres del Inca y Caldera, en la región de Atacama, fueron beneficiadas con el programa por más de 420 millones de pesos. Otras cinco  organizaciones recibirán recursos para la mantención de unidades de osmosis ya en operación.