Observatorio del Narcotráfico en Chile 2021 revela amenaza de carteles mexicanos y aumento de violencia en cárceles

La presencia de organizaciones criminales internacionales de alta peligrosidad y la instalación gradual de un “sistema de dominación” en las cárceles nacionales, son parte de los principales hallazgos del Observatorio del Narcotráfico en Chile 2021 de la Fiscalía Nacional, que contó con la colaboración de Carabineros, PDI, Gendarmería, Servicio Nacional de Aduanas, el Ministerio del Interior y la Armada.

El Fiscal Nacional, Jorge Abbott, encabezó la ceremonia de presentación del Observatorio 2021, advirtiendo que “Chile dejó de ser un país de tránsito de droga; de hecho, carteles de México ampliamente conocidos intentan asentarse en Chile. Hoy, tenemos que admitir que hemos iniciado la senda de aquellos territorios que albergan producciones locales de sustancias ilícitas y la instalación de carteles dentro de sus fronteras. A esto debemos ponerle freno ahora. No podemos permitir que siga profundizándose, ni que estas agrupaciones echen raíces en nuestro país”.

En su sexta versión, el informe elaborado por la Unidad de Tráfico Ilícito de Drogas de la Fiscalía Nacional, confirma que carteles internacionales, como el de Sinaloa y el de Jalisco Nueva Generación, han intentado penetrar en el mercado de Chile a través seis tráficos de droga frustrados por el Puerto de San Antonio, con más de 6 toneladas de marihuana mexicana.

Asimismo, reveló un alarmante fenómeno observado en las cárceles chilenas denominado “sistema de dominación”, dirigido por organizaciones de narcotraficantes al interior de los centros penitenciarios que ha provocado una inédita alza en los homicidios intra carcelarios de un 75% en los últimos cuatro años.

Producción de droga en territorio chileno

Las conclusiones vertidas en esta sexta versión confirman también las tendencias observadas en años anteriores, como el aumento del decomiso de marihuana elaborada y la caída de las incautaciones de cocaína y pasta base. El informe también da cuenta  del incremento del decomiso de plantaciones de marihuana en un 29% a lo largo de todo el país, del aumento de su cultivo “indoor” y del descubrimiento de un mayor número de laboratorios destinados a la producción de drogas sintéticas, que subió de un laboratorio desmantelado en el año 2018, a diez el año 2020, lo que revela que Chile ha elevado su capacidad de producción de drogas en suelo nacional.

En cuanto a las drogas sintéticas, el Observatorio advierte  como una nueva amenaza la venta masiva de un peligroso falso 2CB o “tucibí”, una sustancia derivada de la Ketamina, que se ha transformado en la droga sintética con mayor incautación en Chile, pasando de 15 kilos en el año 2017, a 133 kilos en el año 2020.