JUNJI Valparaíso conmemora el día internacional del juego destacando trabajo de equipos educativos en pandemia

El juego no sólo es significado de entretención, a través de él podemos tener acceso a diversos aprendizajes, que pueden ir desde la incorporación de hábitos de vida saludable, hasta la adquisición de conocimientos que van desde lo cognitivo hasta lo emocional.

Si bien desde siempre la JUNJI Valparaíso ha apostado por el juego como una herramienta fundamental para el aprendizaje significativo debido a que los niños y las niñas logran ser protagonistas de su desarrollo, con la llegada de la pandemia los equipos educativos pusieron un mayor énfasis en el fomento de actividades lúdicas para propiciar la continuidad educativa de los párvulos en sus casas.

Con envíos de cápsulas para el cultivo de hortalizas en el hogar, fabricación de disfraces con material reciclado, jornadas musicales, de arte y yoga, los jardines infantiles han llegado a los párvulos de una manera entretenida para seguir favoreciendo su aprendizaje, su creatividad y el vínculo familiar, pues muchas de estas iniciativas incluyen la participación de padres, madres, abuelos y hermanos. 

“El juego es fundamental en la función educativa que nuestros equipos educativos realizan. A través de él promovemos el trabajo colectivo, la colaboración y el desarrollo de habilidades como el compañerismo, el respeto y la empatía. A través del juego los párvulos exploran y desarrollan su capacidad de descubrir y asombrarse, además potencian su capacidad creadora y la autonomía”, sostuvo Beatriz Lagos, directora regional (s) de la JUNJI Valparaíso. 

Por su parte, María Teresa Lasalle, nutricionista de la JUNJI Valparaíso, enfatizó en que el juego contribuye significativamente a que los niños y niñas mantengan estilos de vida saludable, porque al jugar se mueven, saltan y desplazan, movimientos que sin duda generan condiciones positivas para su desarrollo físico y emocional.