Inician gestiones para convertir el ex Cuartel Silva Palma de Valparaíso en Sitio de Memoria

El Concejo Municipal de Valparaíso aprobó entregar apoyo y respaldo político para la solicitud del comodato del Cuartel Almirante Silva Palma a la organización Cine Fórum, que busca convertir el ex centro de torturas en Sitio de Memoria y Reconocimiento de los Derechos Humanos.

La solicitud fue gestionada por la organización en la comisión de Cultura, Memoria y Derechos Humanos que preside el concejal porteño Thelmo Aguilar, quien la expuso ante la sesión del Concejo Municipal y fue aprobada con nueve votos a favor y uno en contra de la concejala de Renovación Nacional (RN), Marianela Antonucci.

Cabe señalar, que el Cuartel Silva Palma, también denominado como Fuerte de Bueras Bajo, es un inmueble ubicado en Playa Ancha y pertenece a Bienes Nacionales. Fue inaugurado en 1879 como parte de las instalaciones defensivas costeras del Puerto de Valparaíso, y utilizado como centro de tortura y detención entre los años 1973 y 1976, por el Servicio de Inteligencia Naval.

Respecto a la votación, el alcalde Jorge Sharp, destacó que “en un hecho histórico el Concejo Municipal aprobó a Cine Fórum, organización de Derechos Humanos, en su solicitud justa de exigir a Bienes Nacionales la transferencia del comodato para efectos de construir el ex Cuartel Silva Palma un Sitio de Memoria que colabore con la construcción de memoria histórica, la reparación y la justicia por las violaciones a los Derechos Humanos realizadas de forma sistemática en la dictadura militar”.

El concejal Thelmo Aguilar detalló que “como comisión de Cultura, Memoria y Derechos Humanos nos sentimos muy gratificados y emocionados de que el Concejo haya recibido de una manera tan importante esta esta solicitud de parte del colectivo Cine Fórum, que conozco bien, y que viene trabajando muchos años en torno a los Derechos Humanos, y que, además, es gente que estuvo detenida. La gente que maneja el colectivo Cine Fórum conoce muy bien la historia porque fueron protagonistas de lo que ocurrió allí. Así que, que se haya aprobado, ese apoyo y ese respaldo, nos parece extraordinario”.

Por su parte, la concejala Alicia Zúñiga, abrió su corazón al momento de dar su votación y contó que permaneció detenida en el ex centro de tortura, por lo que este gesto del Concejo Municipal fue muy emotivo para ella. “Me parece un gran avance y la verdad que con mucha emoción lo recibí porque creo que también es un apoyo y un signo de los nuevos tiempos, en el sentido de lograr vencer esta resistencia y el olvido en este país. El olvido ha provocado tanto daño hasta ahora porque justamente cuando se plantean los temas de las violaciones a los Derechos Humanos hoy, tiene mucho que ver con este pasado que muchos se niegan a admitir que existió. Y, por tanto, tantos crímenes quedaron impunes”, concluyó.