Infectólogo UV: “Es esperable que la pandemia empiece a retroceder, tras la baja progresiva de los contagios y el efecto de vacunas”

Una realidad bastante más auspiciosa en lo relativo a la pandemia comenzaría a darse en Chile y en la mayoría de las regiones en las próximas semanas. Así lo plantea el director del Centro de Diagnóstico e Investigación de Enfermedades Infecciosas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valparaíso (CDIEI-UV), Rodrigo Cruz, quien sostiene que muy pronto deberían comenzar a notarse tanto las consecuencias de la baja progresiva que han experimentado los contagios en los últimos días, así como también los efectos del cumplimiento de la meta de vacunar al 80% de la población objetivo.

“Si bien todavía tenemos cifras altas de nuevos infectados y de casos activos, éstas han ido disminuyendo considerablemente. En efecto, durante los pasados 14 días -periodo  máximo  a  considerar  para  la  incubación  del virus- en el país ambos indicadores registraron una caída en torno al 20%, situación que también se observa, aunque con matices, a nivel de regiones. Esto implica que la pandemia no solo se ha ralentizado, sino que ahora exhibe una tendencia a la baja, que muy probablemente se consolidará gracias al esperado efecto de la vacunación masiva”, acotó el doctor Cruz.

En tal sentido, el  director dl CDIEI-UV precisó que Chile está ad portas de lograr la meta del 80% de personas inoculadas con al menos una dosis y que ya hay más de un 60% de personas vacunadas con dos dosis.

“Sin duda esto tendrá un efecto significativo y me parece que a partir de ahora se va a empezar a notar con mucha más fuerza. En otras palabras, la mejoría es solo cuestión de tiempo. Por eso, y si bien hoy hay muchas razones para sentirse pesimistas, como el alto número diario de fallecidos y de pacientes ingresados a UCI, creo que es el momento para adoptar una actitud más optimista frente a esta pandemia, porque el desafío que tenemos por delante no solo es lograr bajar los contagios sino empezar a convivir con el virus, en forma permanente y de manera responsable, porque éste no va a desaparecer”, argumenta el médico infectólogo de la Universidad de Valparaíso.

Evolución últimos días

Según el informe más reciente del Centro de Diagnóstico e Investigación de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Valparaíso, en las últimas dos semanas -entre el 6 y el 20 de junio- en Chile los nuevos contagios confirmados de COVID-19 registraron una caída del 19,7% (de 50.611 a 40.657), mientras que los casos activos confirmados bajaron un 21,9% (de 49.356 a 38.630).

Para el director de dicha unidad, Rodrigo Cruz, lo anterior confirma que la anunciada ralentización de la pandemia ha comenzado a ser una realidad, lo que ratifica el hecho de que en los pasados 7 días en el país -y en la mayoría de las regiones- ambos indicadores también registraron caídas importantes.

“Pese a ello, en general los contagios siguen estando en un nivel alto y siguen teniendo como foco a las comunas más populosas del área Metropolitana de Santiago y a las principales ciudades de las regiones situadas en la zona centro-sur”, agrega.

En cuanto a la Región de Valparaíso, el informe del CDIEI-UV señala que durante los pasados 14 días también se observó una baja en los nuevos contagios, que fue de 3,8% (de 3.917 a 3.770), mientras que los casos activos confirmados lo hicieron en un 7% (de 3.845 a 3.579)

“Este descenso se empieza a consolidar de igual manera en esta zona, ya que en la última semana el descenso en ambos indicadores se acentuó todavía más.  Esto último comienza a notarse ya en algunos de sus principales centros urbanos. Entre la cinco comunas que integran el Gran Valparaíso, la caída ocurrió en dos: en Viña del Mar, con un 3,4% menos de casos, y en Concón, con un 12,1% menos. Las otras registraron un alza, pero menor a las de las semanas previas. En Valparaíso, ésta fue de 9,7%; en Quilpué, de 14,8%; y en Villa Alemana, de 6,3%. Entre las capitales provinciales de mayor población, casi todas presentan una baja: Quillota, de 9,2%; San Antonio, de 15,4%; y Los Andes, de 9%. Solo San Felipe -el principal foco regional- sigue evidenciando un alza, que fue de un 26,9%”, precisa el doctor Cruz.

En cuanto a la tasa de positividad, el informe de la UV advierte que ésta se ha mantenido en torno al 9% a nivel nacional, al igual que en la Región. Ambas, en todo caso, registran una leve tendencia a la baja, pero siguen superando ampliamente el umbral recomendado para este indicador, que es del 3%.

El informe epidemiológico del Centro de Investigación y Diagnóstico de Enfermedades Infecciosas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valparaíso es publicado cada semana y complementa la información oficial entregada por el Ministerio de Salud.