Hospital van Buren inauguró un nuevo laboratorio de biología molecular para procesar exámenes PCR

Un importante hito para la atención de sus pacientes estableció el Hospital Carlos van Buren de Valparaíso con la inauguración de las actualizadas dependencias de su Laboratorio de Biología Molecular, servicio que vio drásticamente aumentada su demanda de procesamiento de exámenes, especialmente PCR, debido a la contingencia sanitaria por covid-19.

El laboratorio, tras ser declarado como referencial del país, fue normalizado dar cumplimiento al documento técnico del ISP, “Recomendaciones para Laboratorios que Realizan la Técnica de Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR): Áreas y flujos de trabajo”, iniciativa que permitirá.

El subdirector Asistencial del HCVB, Dr. Rodrigo Riveros, indicó que “estamos viviendo un hito como hospital, inaugurando estas dependencias que se actualizaron en el contexto de pandemia, nuestro laboratorio ha sido uno de los principales en el procesamiento de muestras de PCR para el virus SarsCov2, coronavirus, no sólo de nuestro hospital sino de toda la red de salud de la región. La nuevas dependencias cumplen todos los estándares y normas técnicas con equipamiento de primer nivel y todos los flujos también están en regla para que estos resultados sean oportunos y de calidad para nuestros pacientes y contribuyan en la toma de decisiones clínicas que se requieren”.

El renovado laboratorio dispone de 2 gabinetes de bioseguridad, clase II, que permiten la manipulación de muestras para covid-19 con alta seguridad para el operador y el entorno, para la extracción de RNA viral existen 2 equipos automatizados, uno procesa 96 muestras en 45 minutos y otro de respaldo procesa 96 muestras en 3 horas y 4 termocicladores de amplificación y detección (PCR-Covid 19) para 96 muestras en 2 horas.

La actual infraestructura, equipamiento y grupo humano tiene la capacidad de procesar 700 muestras diarias de distintos servicios, entre los cuales se incluyen 13 Cesfam de la Cormuval, el Servicio Médico Legal, Servicio de Alta Resolución (SAR) de Valparaíso, Seremi de Salud y la totalidad de las perteneciente al Hospital Carlos Van Buren.

El proyecto tuvo un costo de $331 millones 464 mil y contó con aportes del Gobierno Regional y el Ministerio del Interior y Seguridad Pública.