Hospital Gustavo Fricke invita a convertirse en donantes altruistas de sangre

La Unidad de Medicina Transfusional del Hospital Dr. Gustavo Fricke de Viña del Mar durante el año 2020 ha atendido a casi ocho mil personas, de las cuales 5.802 han sido donantes efectivos de sangre. Con una donación, se benefician hasta tres pacientes con problemas graves de salud y en las fiestas de fin de año tienen un sentido mayor. Así lo explica Patricia Godoy, tecnóloga médica encargada de Donantes de Sangre: “Fin de año es una fecha sensible para muchas personas, hay muchos niños con leucemia que están esperando transfusiones para ser dados de alta en esta fecha y estar con la familia, y dependen de las donaciones para que en estos días se vayan 3 o 4 días a la casa; si no la tienen, no pueden irse”, detalló.  

Por ello, desde el centro asistencial refuerzan el llamado para reclutar nuevos donantes altruistas. Nelson Torres, supervisor de la Unidad de Medicina Transfusional explica que “la donación altruista es la donación voluntaria y que no media ningún interés detrás de ella. Es decir, no tengo un amigo por el que donar o un familiar, es totalmente por una iniciativa personal, a diferencia de la de reposición, donde hay un compromiso de parte de los familiares, de los amigos por donar por una persona”. 

El encargado agrega que la mayor cantidad de donaciones que reciben son de “reposición” y que para garantizar un stock adecuado la incorporación de donantes voluntarios es fundamental. “Es muy importante porque la sangre no la podemos fabricar, no hay un sustituto artificial. Requerimos y son necesarios nuestros benefactores, que son los donantes que vienen, independiente si son voluntarios o de reposición, requerimos de sangre que venga de personas y esas personas son las que estamos esperando en estas fechas que vengan a ayudar, porque en estas fechas generalmente baja, pero no baja la cantidad de gente que requiere transfusiones. Se ha dicho mucho que esta Navidad tiene que ser diferente, y qué mejor que hagan un regalo solidario que no puedes comprar ni reemplazar, como es donar sangre segura para un paciente que lo necesite”. 

Rodrigo Prado, de Quilpué, se convirtió hace cuatro meses en donante altruista. Vino por su segunda donación e indicó que “un día me desperté temprano, vi la tele y estaban haciendo propaganda para la donación, dije hay que hacer algo bueno en esta pandemia así me dio la voluntad de venir. Ahora volví a los tres meses, tenía claro que tenía que venir ahora en diciembre. Por lo que leí en el folleto, esto ayuda a tres personas y eso es importante, con un poco de sangre y en 30 minutos puedo ayudar a tres personas”.

Para ser donante de sangre, hay que tener entre 18 y 60 años de edad, pesar más de 50 kilos, completar un formulario y participar de una entrevista para evaluar sus hábitos y condición de salud. El proceso completo, incluyendo la extracción de sangre, tiene una duración de 30 minutos. En el caso de los varones pueden donar sangre cada tres meses y las mujeres cada cuatro meses. 

Cabe señalar que desde julio la atención a donantes de sangre se efectúa en la Unidad de Procedimientos Programados, en el piso 1 del nuevo hospital Fricke.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *