Hospital Geriátrico La Paz de la Tarde rehabilita integralmente a adultos mayores secuelados por COVID

Las secuelas del Covid pueden prolongarse durante muchas semanas en algunas personas, lo que requiere de un completo trabajo de rehabilitación a cargo de equipos multidisciplinarios. Si el paciente es adulto mayor, las secuelas pueden incluso incidir en la falta de autonomía completa en sus actividades cotidianas.
 
En ese contexto y cumpliendo con el rol de rehabilitación integral, el Hospital La Paz de la Tarde de Limache inició un completo programa de tratamiento de adultos mayores derivados desde hospitales de la red SSVQ para iniciar una terapia integral.
 
Al respecto, la Directora del Hospital, Dra. Alejandra Correa Llantén, señaló que “Nos propusimos ofrecer a la población que ha sido hospitalizada por Covid 19 grave o crítico, la posibilidad de mantener la continuidad de su tratamiento de rehabilitación de manera segura, en un establecimiento con profesionales y técnicos especializados y con una vasta experiencia en el área , velando por la visión integral de los usuarios con una planificación terapéutica conjunta y un trabajo en red con los distintos establecimientos hospitalarios, con ello se logrará la recuperación de la persona y la reducción de la discapacidad que pueda experimentar en distintas áreas específicas: neuromuscular, respiratoria, deglución y lenguaje, enfermería, nutrición, salud mental y social. Postulamos a recuperar a lo menos, el nivel de independencia previo de las personas mayores y de los pacientes con problemas de salud preexistentes, ayudando a que los usuarios no se deterioren al alta, evitando así el reingreso, disminuyendo la morbimortalidad y resguardando el estado de salud de la persona y su familia”, señala la profesional.
 
Progresiva recuperación y rehabilitación
 
Gonzalo Baeza Cruz llegó trasladado del Hospital de Quilpué, donde se hospitalizó durante 22 días en la Unidad de Paciente Crítico por una falla respiratoria aguda, debido a una neumonía por COVID-19. Posteriormente, dado de alta, fue trasladado al Hospital Geriátrico La Paz de la Tarde, para su rehabilitación integral, llegando en delicadas condiciones, apoyado de oxígeno.  
 
Comenzó su evaluación y posterior terapia, con un equipo multidisciplinario especializado en medicina geriátrica integral, fonoaudiología, kinesiología, terapia ocupacional, nutricional, planteándose objetivos terapéuticos en cada una de estas áreas.
 
Pasados 20 días de estadía del paciente, comenzó progresivamente con movilidad en ambas extremidades y a caminar con bastón, manifestó una gran cooperación y disposición en todo el proceso rehabilitador, que permitió que el paciente recuperara su movilidad e independencia.
 
Al darse el alta, con gran satisfacción de los equipos de profesionales y en compañía de su familia, don Gonzalo pudo volver a su hogar sin apoyo de oxígeno, con sus patologías de base estables y caminando con ayuda de un bastón,  lo que permitió recuperar su autovalencia.
 
“De primera, fue muy difícil, porque yo quedé con problemas respiratorios, entonces, me llevaban al gimnasio para hacer la terapia y no resistía, me tuvieron que devolver. Después pasó como una semana y empecé la recuperación, porque cuando llegué al hospital no movía ni los pies ni las manos. Gracias a Dios me tocó un kinesiólogo muy bueno, entonces me incentivaba con lo que me decía y empecé a recuperarme de a poquito, a mover las manos y los pies, porque a mí me paraban y yo me iba de espaldas, sin embargo, de a poquito fui recuperando el poder pararme y caminar, salí caminando del hospital, con bastón, pero caminando”.
 
Ahora camina mucho y hace sus ejercicios en casa e incluso se mueve sin bastón, nunca pensó en recuperarse como hoy, “me emociona esto, nunca pensé estar como estoy hoy y le doy gracias a mi familia, al kinesiólogo, siempre me incentivó y a todo el equipo del hospital, que me ayudaron mucho. Haberle ganado al COVID es sensacional para mí y para mi familia, para todos, me decían que mi recuperación fue fantástica”.