Hospital Carlos van Buren comenzó a operar en horarios inhábiles para resolver listas de espera

Con la realización de una primera cirugía de columna, el Hospital Carlos van Buren de Valparaíso comenzó a abrir sus pabellones quirúrgicos después del horario normal para programar alrededor de 1000 cirugías de aquí a fin de año, gracias a que el centro asistencial público se adjudicó una licitación de Fonasa para resolver patologías quirúrgicas GES y No Ges a pacientes que se encuentran en lista de espera, siendo ésta la primera vez que se permite a los hospitales públicos participar como segundos prestadores y así resolver listas de espera y garantías de salud vencidas.

Según señaló Alejandro Cáceres, Jefe de Gestión de Ingresos Clínicos del Hospital Carlos Van Buren, quien se encuentra coordinando el contrato con FONASA, “se replica en cierta medida el modelo con que ha venido trabajando Fonasa en años anteriores que de acuerdo a la historia, siempre hemos visto que esta posibilidad se le daba a las instituciones privadas, clínicas principalmente y hoy día, nosotros como prestadores públicos estamos habilitados también para poder hacer operaciones en horario extra, lo que nos permite resolver, como red pública en conjunto, la problemática de listas de espera que tiene la región”, sostuvo el funcionario.

El convenio con Fonasa permitirá que el Hospital porteño amplíe sus horarios de atención, gracias al financiamiento excepcional de emergencia provisto por el Fondo Nacional dada la pandemia que afecta al país, lo que permitirá cubrir todos los costos que se incurren en una cirugía, tales como recursos humanos, equipamiento e insumos que en definitiva ha permitido ampliar la cobertura del recinto asistencial y hacer uso de las instalaciones en horario adicional.

Por su parte, la enfermera Jesica Aedo, coordinadora de la Subdirección de Gestión Asistencial, señaló que “nos hemos propuesto iniciar este proceso en escalada, asumiendo en el primer ciclo a los pacientes de las especialidades de neurocirugía y traumatología, para posteriormente incorporar las especialidades de urología, ginecología y otras, hasta completar todas las especialidades comprometidas”, manifestando su satisfacción por el compromiso que se ha observado en los distintos equipos, “han demostrado un alto compromiso con la institución y por sobre todo con los pacientes. Quiero recalcar el gran compromiso demostrado por todos los funcionarios del equipo quirúrgico, que a pesar de la alta carga laboral asistencial en horario institucional, han decidido sumarse a esta labor extendiendo sus jornadas laborales en horarios extraordinarios”, expresó la enfermera.

El centro asistencial porteño proyecta alcanzar más de 1000 cirugías de las área ginecológicas, obstétrica, oftalmológica, nefrología, urología, maxilofacial, neurológica, dermatológica y traumatológica, además de otros tipos específicos, alcanzando un financiamiento de casi 2500 millones de pesos a ejecutar en estos cinco últimos meses del 2021, en la medida que la pandemia va cediendo espacio, lo que involucrará la participación de más de 100 funcionarios que buscarán resolver cirugías GES y NO GES de todo el país.