Gendarmes interceptan tres “pelotazos” en cárceles de la Región de Valparaíso

En poco menos de cuatro horas se sucedieron tres lanzamientos de objetos prohibidos a distintos establecimientos penitenciarios de la Región de Valparaíso.
 
El primer hecho ocurrió en el Centro de Cumplimiento Penitenciario de San Antonio, donde un gendarme apostado en el puesto de vigilancia número tres se percató de la existencia de un objeto extraño en el techo de la garita, por lo que procede a requisarlo para su posterior revisión. 
 
El segundo lanzamiento se produjo en la cárcel de Valparaíso y quedó al descubierto cuando un funcionario que se encontraba afuera del módulo 103 presenció la caída de un objeto lanzado desde el exterior de la unidad penal. De inmediato lo tomó y entregó a personal de la oficina de seguridad interna.
 
El último hecho ocurrió en el Centro de Detención Preventiva de Quillota. Esta vez el “pelotazo” aterrizó en la línea de fuego del recinto penal y, una vez más, fue personal de centinela el que se percató de lo ocurrido. .
 
En total, los objetos contenían 12 envoltorios de marihuana, una bolsa con pasta base de cocaína, 68 comprimidos de distintos medicamentos y un teléfono celular.
 
La directora regional de Gendarmería, coronel Sandra Toledo, sostuvo que “Hemos tomado una serie de medidas para evitar que los lanzamientos de elementos prohibidos lleguen hasta la población penal. Además, se han sostenido reuniones con Carabineros de distintas comunas de la región para trabajar en conjunto en la prevención de estos delitos y en la captura de quienes los protagonizan”.
 
Los antecedentes de los tres casos fueron puestos por Gendarmería en conocimiento del Ministerio Público.