Funcionarios de la Escuela España de Valparaíso aprenden técnicas de reanimación

Diez funcionarios de la Escuela España de Valparaíso terminaron el curso de “Desfibrilador Semi Automático”, logrando convertirse así en la primera institución escolar del sistema público en estar cardioprotegida ante una eventual emergencia.

Esto significa que los funcionarios capacitados podrán asistir de manera inmediata ante un eventual parocardíaco que pueda sufrir una persona, ya sea alguno de los cerca de 400 estudiantes y 100 trabajadores que tiene la escuela. Incluso a cualquier vecino del cerro Monjas, sector en el cual está inserto el establecimiento educacional, lo que hace que el beneficio pueda llegar a más de mil habitantes de esa zona de la ciudad puerto.

 

María Guajardo fue una de las funcionarias de la escuela que se capacitó para operar el desfibrilador. La mujer se manifestó feliz por lo logrado, ya que según señaló, “con este desfibrilador podremos salvar vidas mientras llega la ambulancia, porque realmente los minutos que pasan son muy importantes. Este aparato nos ayuda demasiado… Ojalá todas las escuelas pudieran obtener este beneficio”.

La Subdirectora Territorial del Servicio Local de Educación Pública (SLEP), Carmen Rivas, felicitó a la escuela e instó al resto de los establecimientos de la comuna a desarrollar este tipo de iniciativas. “Es un gran hito para nosotros como Servicio Local, dado que es el primer establecimiento educacional de la comuna en contar con la implementación para poder reaccionar positivamente frente a cualquier emergencia cardiaca que puedan presentar tanto los estudiantes, como los adultos… Nos sentimos tremendamente orgullosos de que ellos se hayan podido adjudicar estos fondos y esperamos que el resto de nuestros establecimientos siempre cuenten con la iniciativa de poder postular a los recursos disponibles que tienen todos los establecimientos educacionales y que apuntan directamente a mejorar las condiciones de los establecimientos”.

 

El desfibrilador administra una descarga eléctrica a través de la pared torácica, que es capaz de restablecer el ritmo cardíaco normal de una persona que sufre un parocardíaco, logrando salvar la vida de la víctima, sea adulto o menor de edad, gracias a que cuenta con sensores que analizan el ritmo cardíaco del paciente.

Cabe destacar que la entrega de este equipo por parte de la Gobernación Provincial permitió, además, cumplir con la Ley N° 21.156, que estableció la obligación de contar con desfibriladores externos automáticos en determinados establecimientos que congregan a una gran cantidad de personas.