Escuela Popular de Artes de Achupallas promueve uso de “huertos familiares” a vecinos del sector

Más de 50 personas participaron a través de la plataforma Zoom del “Conversatorio sobre Huertos Familiares” organizado por las alumnas de la carrera de Trabajo Social de la Universidad Viña del Mar, Carolina Pérez, Yesenia Araos y Patricia Gallardo, junto a la Escuela Popular de Artes de Achupallas como una forma promover nuevas formas de cultivos en la comunidad viñamarina.

Andrea Silva, trabajadora social y socia fundadora de la “Fundación más Tierra” e integrante de la Huerta Llantén de Rodelillo, quien expuso en el conversatorio, indicó que “además de promover los huertos urbanos como una estrategia que ayuda a la comunidad a interactuar y conocerse entre sus pares, este tipo de iniciativas nos permiten fortalecer la participación y vinculación comunitaria”.

Por su parte, Tomás Olmos Larrere, técnico agrícola de nivel superior del Centro de Formación Técnica de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso e integrante de la Cooperativa Agrícola Orgánica de Quillota, indicó que “este conversatorio sobre “Huertos Familiares” tiene como objetivo la importancia del cuidado del medio ambiente, el uso adecuado de los plásticos, proveer productos ecológicos y comer de forma sana y sostenible”.

En tanto, Yesenia Aros, quien estudia trabajo social en la Universidad Viña del Mar, comentó que “estamos muy contentas con la convocatoria, además de poder aportar con un granito de arena a la educación de las dirigentes sociales para generar nuevas estrategias de fortalecimiento y participación comunitaria y que puedan cosechar sus propios alimentos, es muy gratificante. De hecho, los huertos están tomando cada vez más reconocimiento a la hora de aplicar planes de desarrollo de espacios públicos, ya no se ven solo como huertas, sino también como espacios verdes, sostenibles y de ocio y al mismo tiempo que sirven como herramientas para la educación ambiental, el desarrollo de terapias y el entretenimiento”.

Por su parte, María Medina, dirigenta social del Comedor Bellavista de Villa Independencia del sector de Achupallas en Viña del Mar, tras participar de esta actividad, señaló que “me encantó la iniciativa y que nos permitieran participar, ya que en el comedor nosotros tenemos un espacio que queremos usarlo para comenzar una huerta, para poder hacer los almuerzos con verduras cosechadas por nosotras y así no tener que esperar donaciones y lo mejor de todo eso es que comeríamos sano y con productos que nosotras mismas plantamos y cosechamos”.

Por último, Sonia Ravanal, quien también participó de la actividad, indicó que “fue muy inspirador, de hecho, ya estoy pensando en comer rúcula de mi propia huerta y esto me motivo también a poder desarrollar valores como la paciencia, la perseverancia y la disciplina”.