Escuela Barros Luco recibe Resolución Satisfactoria e inician gestiones para nuevos recursos para su reconstrucción

Para mayo de 2020 estaba proyectada la entrega de la emblemática Escuela Ramón Barros Luco de Valparaíso, el monumento nacional que sufrió graves daños tras el terremoto de 2010. Pero eso no ocurrió, ya que la empresas que se adjudicó su reconstrucción se declaró en quiebra, dejando en vilo el futuro del edificio, que fue construido en 1924.

A comienzos de este año, y tras asumir el nuevo sostenedor del establecimiento, el Servicio Local de Educación Pública (SLEP)  Valparaíso inició el proceso para obtener la Resolución Satisfactoria (RS). Las gestiones dieron sus frutos y hace unos días se informó que el Ministerio de Desarrollo Social y Familia dio el visto bueno para avanzar al siguiente paso, que es conseguir nuevamente recursos del Gobierno Regional para retomar la recuperación del inmueble.

“Es una extraordinaria noticia, fantástico para la comunidad, para nosotros, un proyecto tan querido, tan postergado por tanto tiempo. Esto nos permite avanzar en un trabajo como logramos ver en terreno, que convoca a la comunidad, no sólo del establecimiento, sino también a la Diputada Camila Rojas, la Gobernación, la misma municipalidad, por tanto, estamos todos conscientes de que en la medida que trabajemos coordinadamente podemos adelantar procesos, debemos colaborarnos mutuamente en una muy buena alianza estratégica, logrando aquello, esta comunidad va tener ojalá antes lo que merece, que ha tenido postergado por más de una década y que es parte no sólo de una identidad, sino que la mínima dignidad que se merece ese establecimiento, además centenario”, señaló el Director Ejecutivo de SLEP Valparaíso, Manuel Pérez.

En tanto, la directora de la Escuela Ramón Barros Luco, Berenice Martínez, dijo que “Fue la mejor noticia que hemos recibido en este último tiempo, y finalmente salió, pero ahora a seguir trabajando, porque esto no queda aquí y tenemos que conseguir los recursos económicos, para poder solventar la reconstrucción de este edificio tan hermoso”.

La líder de la comunidad educativa no deja de mostrar sus aprehensiones, tras dos intentos fallidos por recuperar su querida escuela. “Ansío que se cumplan todas las especificaciones técnicas en esta licitación, que la empresa que se la adjudique sea la más idónea, que sepa hacer el trabajo, para que no ocurra lo que sucedió anteriormente y pido una vez más fiscalización, para que esto no vuelva a ocurrir, porque ahí está la debilidad de todos estos procesos”, señaló.

Por su parte, la Diputada Camila Rojas, manifestó su voluntad de crear mesas de trabajo con todos los actores que involucra que la escuela obtenga su edificio definitivo lo antes posible. “Ha habido un trayecto difícil, sobre todo para la comunidad educativa, que lleva más una década en la espera de que la escuela se reconstruya, así que dentro de todas las cosas malas que han pasado, hoy hay una buena noticia y nos hemos puesto a disposición de darle seguimiento a todo este proceso, que comienza con un buen pie a raíz de este RS (Resolución Satisfactoria)”, indicó.

El proceso que viene ahora es “ por un lado conseguir los fondos en el Gobierno Regional. Hay compromisos ya realizados, pero está difícil porque éste es un tercer proyecto, la comunidad está expectante y va estar conversando con los consejeros regionales para ello, y luego viene también un proceso muy importante con una revisión de las bases de la licitación y de todos los antecedentes más técnicos para dar un tercer nuevo comienzo a este proceso, y obviamente aquí vamos estar pendientes porque estamos comprometidos con la educación pública y queremos que la Escuela Barros Luco pueda volver a su lugar de funcionamiento original”, concluyó la diputada.