Durante todo septiembre estará en veda la merluza común

Ayer se inició la veda biológica de la merluza común, la cual se extenderá hasta el 30 de septiembre en todo el territorio nacional. De esta manera, quedan prohibidas las capturas y los desembarques, mientras que el recurso fresco extraído justo antes del inicio de la veda, puede ser comercializado hasta el sábado 4 de septiembre.

El Director Nacional de Sernapesca, Claudio Báez, indicó que «esta veda es una época tremendamente importante, pues es el momento donde aseguramos las poblaciones de merluza para futuras generaciones. Nuestros criterios son esencialmente de sustentabilidad para asegurar las poblaciones que van a constituir los próximos stocks disponibles para la pesca».

En nuestro país son 11 mil 500 los pescadores que trabajan en la captura de este recurso endémico del Pacífico Sur. Esta pesquería además, da trabajo a cientos de comercializadores, transportistas y feriantes que venden la también conocida «pescá». Ante la ausencia de este vital recurso Claudio Báez enfatizó que «Chile es un país afortunado en términos de recursos pesqueros, tenemos en la zona centro-sur una multiplicidad de otros recursos como son la reineta, la sierra, etc. por lo que no debiéramos tener grandes afectaciones, pensando que este es un período transitorio de tan solo 30 días».

La merluza común está definida como una pesquería estratégica y por lo tanto está priorizada dentro del Plan Nacional de Fiscalización de Sernapesca. Por esta razón, se monitorea toda la cadena productiva: desde controles en zona de pesca junto a la Autoridad Marítima, su desembarque en muelles y puertos, así como su transporte y comercialización.

La pesca de este recurso se realiza en el sector artesanal e industrial, y el 70% de la cuota global asignada a esta pesquería se destina al consumo del mercado nacional, mientras que el 30% restante se exporta a países como Estados Unidos, España, Alemania, Italia y Corea.