Diputados de oposición ingresan Acusación Constitucional contra el ministro de Educación Raúl Figueroa

Diputados de oposición ingresaron este martes una Acusación Constitucional contra el ministro de Educación Raúl Figueroa.  El texto contó con las firmas de las diputadas Camila Rojas (Comunes), Camila Vallejo (PC), Cristina Girardi (PPD), Pamela Jiles (PH) y Marcela Hernando (PR); y de los diputados Gonzalo Winter (CS), Rodrigo González (PPD), Tomás Hirsch (Acción Humanista), Juan Santana (PS), Mario Venegas (DC), Esteban Velásquez (FRVS) y Marcelo Schilling (PS).

El documento de 148 páginas contiene tres capítulos acusatorios. El primero sobre infracciones a la Constitución y las leyes referidas a regulación y financiamiento del sistema educativo; el segundo, sobre infracciones a las leyes que vulneran a las y los trabajadores de la educación y el tercero sobre amenaza a la vida e integridad física y psíquica de las comunidades escolares.

“El ministro Raúl Figueroa no ha respetado ni la Constitución ni las leyes. Chile es de los pocos países de la OCDE que no inyectó nuevos recursos en pandemia, pero lo más grave es que muchos establecimientos educacionales, especialmente los municipales, recibieron menos recursos que en un año no pandémico. Más de la mitad de los establecimientos recibió menos recursos por concepto de subvención regular, SEP y PIE, por lo tanto los establecimientos están en una situación muy compleja”, explicó la diputada Camila Rojas, impulsora de la acusación.

La parlamentaria también se refirió a las condiciones de agobio laboral de los docentes y asistentes de la educación y al no pago del bono de incentivo al retiro. “La situación de Chile es tan precaria y el abandono es tan evidente que si no estuviéramos en pandemia hay quienes no podrían volver a clases. El ministro de Educación no ha asegurado el derecho a la educación en ninguna de sus modalidades, ni virtual ni presencial ni híbrida. En Chile hay niños y niñas que están siendo vulnerados porque no se les asegura el derecho a la educación”, agregó Rojas.

Por su parte el diputado PS, Juan Santana, dijo que «nosotros constatamos que el Ministro de Educación ha batido un récord en vulnerar derechos en materia de educación. Hoy vemos que como no hay presupuesto para educación pública, vemos como se ha abandonado por completo cualquier mejora en las condiciones en que se desempeñan los docentes y los asistentes de la educación».

«A esto se suma que se ha expuesto la integridad física y psíquica de las comunidades escolares en época de pandemia. No se entiende que se insista en exponer a los niños, niñas y docentes, sin generar condiciones sanitarias mínimas. La conducta del Ministerio de Educación está al nivel de la ayuda del gobierno en pandemia, vale decir, insuficiente, desprolija e irresponsable con las comunidades escolares. Quienes firmamos esta acusación tenemos la convicción de que debemos defender la educación pública que ha sido abandonada por este gobierno», añadió.

La diputada Camila Vallejo apuntó que “hay niños, niñas y adolescentes que desde el año pasado no han podido conectarse a las clases, es decir, no han tenido su derecho a la educación. Y es porque no se han destinado los recursos para generar la infraestructura tecnológica para dar continuidad al derecho a la educación.  Algunos, ante esto, piensan ‘hay que retornar a las clases presenciales’, bueno, ¿Qué es lo que ha hecho el ministerio para asegurar ese retorno? Invertir sólo para un 7% de las escuelas recursos insuficientes, que ni siquiera son adicionales, son un reacomodo. Hay menos recursos y eso ha impactado a las escuelas que no tienen condiciones mínimas para la presencialidad y el retorno a clases. Es decir, hay una vulneración que es inaceptable y que merece una acusación constitucional”.