Diputadas Rojas y Vallejo se reunieron con mujeres de la pesca artesanal en San Antonio

El 25 de agosto se promulgó la Lay 21.370 que reconoce a las encarnadoras, charqueadoras, ahumadoras, tejedoras, fileteadoras, carapacheras y desconchadoras como trabajadoras en actividades conexas a la pesca artesanal.

La nueva normativa, que además promueve la equidad de género en el sector, fue impulsada entre otros por las diputadas Camila Rojas y Camila Vallejo, quienes hoy compartieron un desayuno con las trabajadoras de la caleta Pacheco Altamirano de San Antonio.

“Esta ley es fruto del trabajo del sindicato también y no solo le va a servir a ellas, sino que a las trabajadoras a lo largo del país. Tiene dos aspectos fundamentales: una que se incluyen estas actividades muchas veces invisibilizadas, pero que son fundamentales para la faena de la pesca artesanal. No solo hay que pescar o bucear, sino que también hay que, por ejemplo, filetear el pescado. La labor de las encarnadoras, las desconchadoras, etcétera, nosotras las incluimos en esta ley para que se reconozca este trabajo y en segundo lugar, además, esta ley contempla cuotas de género en los espacios de toma de decisiones de la pesca”, comentó la diputada Camila Rojas.

Por su parte, la diputada Camila Vallejo agregó que “nos pone muy orgullosas lo que han hecho ellas y lo que pudimos sacar adelante para visibilizar esta labor. Una que no es reconocida, que es postergada, dejada de lado, lamentablemente por un sistema que es machista, patriarcal y que, no reconoce el valor del trabajo de miles de mujeres en nuestro país y que, además están trabajando en condiciones muy precarias”.

Una mujer que también se destacó muchos años en su rol de dirigenta del sector y que trabajó arduamente por visibilizar la labor de las limpiadoras de pescado fue Rosa Cornejo, quien resaltó el largo proceso que vivieron para ser reconocidas. “Lo que queríamos era que nos escucharan, porque se nos cerraron muchas puertas en el camino. Por eso estamos muy contentas, porque esta ley es muy importante para nosotras y los beneficios que tal vez no recibiremos nosotras, pero las nuevas generaciones podrán tenerlos”.