Detectan profundo impacto de la pandemia en aumento de la obesidad en los alumnos de la región de Valparaíso

Más de 900 establecimientos educacionales de la región de Valparaíso participaron en la confección del Mapa Nutricional Junaeb 2020, que establece los perfiles nutricionales de niños y jóvenes pertenecientes a prekínder, kínder, 1° básico, 5° básico y 1° medio del sistema público.

Dada las dificultades de la pandemia, suspensión de clases presenciales y aprendizaje remoto, en esta ocasión las propias familias tuvieron un rol fundamental en la medición, levantamiento y entrega de los datos, que detectaron variaciones preocupantes en cuanto a la nutrición de los escolares.

El informe anual arrojó que más de la mitad de los estudiantes evaluados presenta sobrepeso u obesidad y, dentro de este grupo, la obesidad severa tiene una prevalencia de 7,6%.

La situación nutricional de los escolares, especialmente de los tres primeros niveles de la educación inicial y básica, se ha visto deteriorada, con un incremento importante de la obesidad total. En prekínder, la obesidad total alcanza un 28,6%, en kínder, un 29,4% y en primero básico un 28,4%.

En un año afectado por la pandemia, también se detectó un impacto en la desnutrición de algunos alumnos, principalmente en los alumnos de prekínder. 

El mejor resultado lo tuvieron los 1° medio, que disminuyeron la obesidad, lo que puede tener relación con que tengan mayor autonomía en cuanto a sus hábitos alimentarios y de actividad física.  

La seremi de Educación, Patricia Colarte, señaló que “este aumento da pie para que se continúen tomando medidas para disminuir la obesidad de los estudiantes, como por ejemplo el fortalecimiento del Programa de Alimentación Escolar de Junaeb y su programa Contrapeso, que buscan impactar positivamente en la nutrición de los escolares, más las estrategias y acciones del Programa Elige Vivir Sano. Junto con estas medidas es fundamental el apoyo familiar para lograr cuidar la alimentación y estimular la actividad física, que son claves para un mejor desarrollo integral en los alumnos”. 

Por su parte, la directora regional de Junaeb Valparaíso, María Loreto Sotomayor, comentó que “vemos una relación muy directa entre vulnerabilidad y obesidad, lo que significa un complejo círculo vicioso pues puede generar consecuencias a la salud, educación, autoestima e ingresos de esas familias en el mediano y largo plazo. Esto refuerza aún más la necesidad de que en tiempos de crisis, como Estado debemos estar más presente que nunca”.  

Por eso, “estamos trabajando en el Programa de Alimentación Escolar en una batería de medidas urgentes que buscan impactar positivamente en la nutrición de nuestros escolares, por ejemplo, a partir de este año la disminución del consumo de pan al desayuno y aumento de fruta y huevos. Además de continuar incorporando mayores estándares de calidad y elementos de gastronomía en los menús a través de platos más atractivos y con mayor frecuencia de productos del mar, productos integrales y legumbres”, enfatizó. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *