Desde la UPLA advierten que “ante cepas nuevas del coronavirus las vacunas pueden disminuir su efectividad”

Los expertos afirman que la trazabilidad, es decir, la proporción de casos de los que se conoce el origen, junto al aislamiento, son aspectos clave para frenar el avance del SARS-CoV-2.

Sin embargo, a principios de año surgió un nuevo semáforo para saber si hemos perdido el rastro al virus, esto es la identificación de las nuevas variantes que están afectando a Chile y, en particular, a la región de Valparaíso.

En el país, ya son 8 las variantes del virus que circulan, detectándose en nuestra región la brasileña y británica, ante lo cual el director del Centro de Investigación Hub Ambiental de la Universidad de Playa Ancha (UPLA), del cual depende el Laboratorio Covid-UPLA, doctor Claudio Sáez, advirtió que si no se realiza la secuenciación genómica, será imposible saber qué tipo de variantes son las que circulan en un lugar geográfico. Es la única manera de averiguar si el Coronavirus ha mutado.

El investigador UPLA explicó que las mutaciones son eventos naturales que ocurren en cualquier célula o virus. Cuando el SARS-CoV-2 pasa de una persona a otra utiliza nuestro material genético para replicarse y crear más unidades del virus. Cada vez que ocurre, existe la posibilidad de que alguno de los componentes de la cadena de RNA se modifique por múltiples factores.

7 mil exámenes

Según detallan desde la UPLA, la secuenciación es un proceso costoso. El valor del equipo fluctúa entre 30 y 50 millones de pesos, a lo que hay que agregar otros 40 millones para los insumos de funcionamiento, además del operario del equipo y del analista de datos.

El Laboratorio Covid-19 UPLA no cuenta con la tecnología de secuenciación genómica, pero sí con un equipo multidisciplinario que aporta a la trazabilidad de casos de la región de Valparaíso mediante la realización de pruebas diagnósticas para la detección del SARS-CoV-2 en 7 mil exámenes mensuales, con entrega de resultados en 24 horas.

“La secuenciación es un proceso caro, por eso requiere de una inversión del Estado, pero sí contamos con la gente preparada y el laboratorio Covid-19 para prestar ese servicio en la eventualidad que se requiera. Estamos haciendo entre el 20 y 30 por ciento del testeo regional, lo que nos podría dar una buena idea de cuáles son las variantes que están en circulación y, en vista de esa información, tomar decisiones de largo plazo que permitan desarrollar vacunas específicas para atacar las cepas que circulan en el país y disminuir la gravedad, transmisibilidad y mortalidad de los casos”, sentenció Sáez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *