CORE decidirá continuidad de administración municipal de ascensores porteños

El presidente del Consejo Regional (CORE) de Valparaíso, Manuel Murillo Calderón, dijo que como cuerpo colegiado “debemos evaluar la continuidad de la administración municipal de los ascensores de Valparaíso, después de conversar con todos los actores involucrados, para tomar una decisión consensuada y no unilateral”, respecto de las informaciones que dan cuenta que el Ejecutivo pedirá revisar el contrato de comodato, por falta de mantenimiento y seguridad de este medio de transporte público.
 
Murillo explicó que para el CORE el patrimonio de Valparaíso y de toda la región es muy valioso y debemos cuidarlo y protegerlo, por lo que a pesar que algunas veces estas decisiones son cuestionadas por la ciudadanía, se han invertido muchos recursos en proyectos tendientes al rescate y puesta en valor del patrimonio regional, pues también constituyen una posibilidad de generar polos de desarrollo económico y turístico para las comunas”.
 
En el caso particular de los ascensores de Valparaíso, dijo que “lamentamos el estado de descuido en el que se encuentran, lo que ha significado incluso el cierre de algunos de ellos por largo tiempo, impidiendo el tránsito normal de los usuarios, pues precisamente este medio de transporte acerca a los vecinos desde los cerros al plan de la ciudad”.
 
Para la autoridad, el problema principal del patrimonio radica en la mirada que se tiene desde el Estado, más allá de los gobiernos de turno, pues “es necesario crear glosas destinadas específicamente a proteger el patrimonio, pero ello tiene que estar asociado a financiamiento para la mantención del mismo, porque por sí solos los ascensores, las iglesias, las plazas o inmuebles patrimoniales no generan los suficientes recursos para solventar sus gastos de conservación y reparación. Ha faltado un plan de manejo, lo que se ve reflejado en el deterioro de Valparaíso, que es la única ciudad declarada como Patrimonio de la Humanidad”.
 
Finalmente, Manuel Murillo manifestó que “estamos muy preocupados por la situación en general que tiene esta ciudad, pero la solución va más allá de la comuna, por lo que hacemos un llamado a crear una mesa de trabajo en conjunto con el gobierno, el municipio y también la empresa privada, con el fin de conseguir recursos para ayudar a que Valparaíso siga siendo una ciudad patrimonial de importancia mundial.