Conmemoran 14 años de trágica explosión de gas en calle Serrano de Valparaíso

Con una íntima ceremonia en que participaron autoridades y familiares de las víctimas fatales, se conmemoraron 14 años de la explosión de gas y posterior incendio en la calle Serrano de Valparaíso.

Aldo Ayala Pozo, Avelina Pozo Muñoz, Ivonne Castro González y Eliseo Páez León fueron los cuatro vecinos que perdieron la vida esa fatídica mañana del 3 de febrero de 2007, y quienes hoy son recordados.

Entre los asistentes se encontraba Judith Castro, hermana de una de las víctimas, quien cuenta los sentimientos que tuvo ese día y los del presente afirmando que “ya son 14 años, por lo menos estamos un poco más tranquilos, porque en un principio esto era un caos, era horrible, no podíamos aceptarlo. Como dicen, el tiempo cura las heridas y aquí estamos, un año más recordando, aunque da nostalgia”.

Pero un problema ha sido encontrar justicia por este hecho, algunas empresas tuvieron que pagar millonarias multas e indemnizaciones por su responsabilidad. Frente a esas responsabilidades Marco Ayala, familiar de dos de los fallecidos en calle Serrano, dice que “hemos tenido que estar año a año conmemorando esta tragedia que enlutó a parte importante de Valparaíso. Estas empresas no respetaron, no cuidaron Valparaíso; ojalá que esto no se vuelva a repetir. Somos porteños que queremos seguir adelante, con el corazón partido por estar acá, pero con la convicción de que Valparaíso va a despegar y volverá a ser lo que fue calle Serrano, hay un antes y un después del 3 de febrero y ojalá que un futuro próximo se pueda avizorar una mejor vida para para los porteños que viven en esta hermosa ciudad”.

En el lugar donde ocurrió tragedia se convirtió en una animita, hasta donde llegan constantemente decenas de personas a expresar aprecio y apoyo a quienes fallecieron. El alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, se refiere a este punto de la ciudad puerto como lugar de recogimiento y apunta a responsabilidades de externos, explicando que la animita de calle Serrano “se ha convertido, para los porteños y porteñas, en un lugar sagrado en donde uno puede ver muchas placas donde la gente agradece el cumplimiento de algunos sueños o algunas mandas. Eso habla de que, en este lugar donde hubo muerte, hoy día hay vida, hay esperanza y alegría; eso lo hablamos con las familias. El que nunca más en Valparaíso pasen cosas como esta, tiene que ver con la responsabilidad de las empresas y el Estado; y expresa lo que tenemos que superar que es el abandono que por muchos años ha sido objeto la ciudad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *