Conaf realiza operativos de prevención de incendios forestales en Olmué, Casablanca, Quilpué y Zapallar

Diversas actividades de prevención de incendios forestales han desarrollado por estos días funcionarios de la Corporación Nacional Forestal (Conaf) en las comunas de Olmué, Casablanca, Quilpué y Zapallar.

Recientemente, la institución forestal y la Municipalidad de Olmué suscribieron un convenio de cooperación para potenciar la educación ambiental y la fiscalización de quemas ilegales de residuos silvoagropecuarios, entre otras materias.

Asimismo, prevencionistas y guardaparques de la corporación participaron en la Expo Juventud 2021, realizada en la plaza Manuel Montt, donde entregaron información a olmueínos y turistas en torno a cómo mitigar la ocurrencia y el daño de siniestros forestales.

Por otro lado, Conaf y la Municipalidad de Casablanca activaron la primera mesa comunal de prevención de incendios forestales, para generar acciones conjuntas que permitan disminuir la amenaza territorial ante este tipo de emergencias. Esta instancia se suma al trabajo focalizado y de largo plazo desarrollado con habitantes del sector El Batro, que inició en el mes de junio pasado.

En la misma línea, expertos de la corporación inauguraron el ciclo de talleres “Comunidad preparada frente a los incendios forestales” en la cooperativa Gómez Carreño de Quilpué, donde, anteriormente, brindaron capacitaciones sobre el correcto manejo de combustibles.

Finalmente, en el condominio Altavista de Zapallar, funcionarios de Conaf realizaron un taller de silvicultura preventiva para instruir a los vecinos respecto a cómo ordenar, modificar y eliminar la vegetación, viva o muerta, y así disminuir el impacto de eventuales focos incendiarios cerca de sus hogares.

“Extenderemos estos operativos a otras localidades de la región, para que más comunidades estén preparadas e informadas respecto a las acciones que deben tomar para la prevención de incendios forestales”, explicó el director regional de Conaf, Sandro Bruzzone.

Agregó que “debido a la falta de lluvias, la vegetación está muy seca y susceptible a la ignición, incluso ahora, en invierno. Por este motivo, es necesario que las personas extremen las precauciones y que ojalá minimicen o eviten el uso del fuego y herramientas eléctricas que generen chispas al aire libre”.