Aumentar el testeo y afinar la trazabilidad: tareas pendientes antes de seguir con el desconfinamiento

En las últimas dos semanas los nuevos contagios confirmados de Covid-19 disminuyeron en Chile en un 18,8% (de 44.419 a 37.079), mientras que los casos activos cayeron un 15,6% (de 43.174 a 36.406).

En igual período, en la Región de Valparaíso ambos indicadores también registraron descensos considerables: los contagios bajaron un 25,2% (de 3.986 a 2.981) y los casos activos en un 22,7% (de 3.921 a 3.029).

En opinión del médico infectólogo y director del Centro de Diagnóstico e Investigación de Enfermedades Infecciosas de la Facultad de Medicina (CDIEI) de la Universidad de Valparaíso, Rodrigo Cruz, esta favorable evolución que exhibe la pandemia también se observa al analizar el promedio diario de nuevos contagios en los pasados 14 días, que en el país fue de 5.528 y de 452 en la región, cayendo ambos desde los 6 mil y los 500  -umbrales o máximos tolerables para el sistema de salud- en que se habían quedado estancados durante abril, respectivamente.

“La autoridad sanitaria y la mayoría de los especialistas coincidimos en que la mejora es efectiva y que los indicadores epidemiológicos principales, si bien aún están lejos de ser óptimos, han ido disminuyendo en forma sostenida en las últimas semanas. Esto ha posibilitado que decenas de comunas hayan salido de la fase 1 o cuarentena y podido avanzar, incluso, un par de pasos más. Lo anterior no significa que la pandemia esté controlada ni menos en retirada, pero ha permitido ir descomprimiendo muy lentamente la demanda por camas críticas, la que sigue siendo muy alta y mantiene muy exigida a la red asistencial. Asimismo, ha contribuido a desconfinar gradualmente a las comunas más pobladas, asegurando con ello la realización de las elecciones programadas para el 15 y 16 de mayo”, precisa el doctor Cruz.

En efecto, en las últimas horas otras 18 comunas del país pasaron a transición, de las cuales 8 son de la Región de Valparaíso.

Focos preocupantes

Este panorama, sin embargo, sigue presentando dos focos de preocupación: el testeo y la trazabilidad, que durante toda la pandemia han mostrado números insatisfactorios.

Así lo ratifica de igual manera el más reciente informe epidemiológico del Laboratorio de Biología Molecular del CIDEI-UV, que advierte que estas variables siguen presentando cifras muy cambiantes e insuficientes.

“El número de exámenes de PCR que se realiza es inconstante. Hay semanas o días en que este sube hasta superar los 75 mil a nivel nacional o los 6 mil a nivel regional, para luego desplomarse en otras en que con suerte llega a la mitad. Esto sin duda afecta la notificación y el control de los nuevos infectados, lo que a su vez redunda en tasas de positividad elevadas”, acota el médico infectólogo de la Universidad de Valparaíso.

En efecto, el análisis del CDIEI-UV da cuenta de que la tasa de positividad nacional se ha mantenido estable en las últimas dos semanas, en torno al 9%, en tanto que la regional ha sido cercana al 13%, superando ambas ampliamente el umbral crítico recomendado para este indicador, que es del 3%.

“En la Región de Valparaíso, por ejemplo, hace dos semanas la positividad medida por nuestro laboratorio (que en lo esencial recibe muestras provenientes de unidades dependientes del Servicio de Salud Viña del Mar-Quillota) fue del 11,4%, en tanto que durante la semana que pasó ésta llego al 15%. Mientras que en el primer caso procesamos cerca de 900 test, en el segundo la cantidad no superó los 800. Esto explica -en parte- por qué la positividad regional experimentó un alza de tres puntos en ese período. Es decir, la disminución del número de exámenes procesados afecta nuestra capacidad para saber qué tanto circula el virus que causa el Covid-19 en la población”, explica Cruz.

En esa misma línea, el médico infectólogo reitera una vez más su llamado a mejorar el testeo y la búsqueda activa de casos mediante la instalación de puntos de toma de exámenes gratuitos de PCR en la vía pública, ferias libres y centros comerciales de acceso masivo, entre otros lugares.

Casos activos en comunas

En lo relativo a la evolución de los casos activos confirmados en las principales comunas de la Región de Valparaíso, el informe del CDIEI-UV revela que en entre el miércoles 28 de abril y el sábado 8 de mayo, el comportamiento entre las que integran el Gran Valparaíso fue auspicioso, ya que en todas ellas hubo bajas relevantes: en Valparaíso, de 17,5%; en Viña del Mar, 18,9%; en Concón, 22,6%; en Quilpué, 18,5%; y en Villa Alemana, 20,9%.

Sin embargo, entre las capitales provinciales principales el comportamiento fue mixto. La baja fue más que considerable en Quillota (45,9%) y moderada en San Felipe (17,2%), pero en San Antonio y Los Andes se registraron alzas de 32,7% y de 0,6%, respectivamente.

“Estas últimas dos comunas siguen en cuarentena. El alza se explica porque la movilidad allí sigue siendo alta a pesar de las restricciones y porque, como hemos argumentado, el testeo y la trazabilidad siguen siendo muy deficientes y no logran medir el impacto de los nuevos contagios que se pueden producir por aglomeraciones, fiestas clandestinas y otros episodios. Si definitivamente queremos avanzar en el desconfinamiento gradual de éstas y otras comunas debemos reforzar el testeo y la trazabilidad, que siguen siendo muy insuficientes”, concluye el doctor Rodrigo Cruz.

El informe epidemiológico del Centro de Investigación y Diagnóstico de Enfermedades Infecciosas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valparaíso es publicado cada lunes y complementa la información oficial entregada por el Ministerio de Salud.