Autoridades fiscalizaron condiciones de salida de contenedores con mercurio en Valparaíso

Autoridades realizaron la última fiscalización de los contenedores de mercurio líquido que permanecieron en Valparaíso esperando su embarque en el Puerto de San Antonio hacia su destino final, Europa. Los fiscalizadores llegaron hasta al centro de almacenaje de cargas peligrosas “Altos del Puerto”, ubicado en el Camino La Pólvora, para inspeccionar que la carga mantuviera las condiciones exigidas por la normativa, al igual que los camiones que realizarán el traslado hacia la vecina provincia portuaria.

Las autoridades corroboraron en terreno que la carga no sufrió ningún inconveniente durante su estadía en Valparaíso, tal como lo aseguró la primera fiscalización realizada a este centro de almacenaje a fines de abril, una vez que llegaron los contenedores desde Argentina.

Tras la fiscalización, la Gobernadora de la Provincia de Valparaíso, María de los Ángeles de la Paz, señaló que “Es la segunda fiscalización que se realiza por parte de los servicios públicos y la Gobernación de Valparaíso en torno a que se cumplan todas y cada una de las medidas en materia de seguridad. Acá el llamado es a cumplir cada uno de los reglamentos en materia de salud, transporte y otros que tengan relación con este tipo de mercancías. La ONEMI ha jugado un rol fundamental que tiene que ver con levantar todo el sistema de protección civil y hacer las coordinaciones necesarias para que esta carga sea custodiada y trasladada hacia su depósito final, dando cumplimiento a los protocolos”.

Por su parte, el Seremi de Salud, Francisco Álvarez, indicó que “el objetivo de la autoridad sanitaria en esta fiscalización es poder chequear que cumplen con las condiciones de seguridad de almacenamiento de este residuo considerado peligroso, tanto cuando llegó como previo a su retiro. Además, es importante considerar que la empresa que estaba almacenando este residuo cumple con toda la normativa vigente y está al día. Nuestro país está preparado y este recinto cuenta con todas las condiciones para recibir estar carga e incluso cargas más grandes. Este lugar está autorizado desde el 2010 y desde esa fecha recibe constante fiscalizaciones, porque ante cualquier almacenamiento y residuo peligroso se tiene que chequear su llegada como su previo retiro”.

Al igual que en su llegada a Chile, el traslado se realizará con la supervisión y compañía constante de Carabineros de distintas prefecturas, además de vehículos de emergencia de la empresa argentina, más el monitoreo permanente de la Oficina Nacional de Emergencia y del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones.

El mercurio líquido proviene desde la mina Veladero, ubicada en San Juan, Argentina, y saldrá de Chile por mar hacia Suiza, donde se solidificará el material, para luego partir hacia su destino final en Alemania, para su eliminación. Este país es uno de los pocos que cuenta con la infraestructura para disponer de forma adecuada el mercurio y la empresa destinataria asegura un manejo ambientalmente racional de los mismos, lo que está en línea con el convenio de Basilea y como dan cuenta las autorizaciones entregadas por todos los demás estados involucrados, incluyendo al estado importador.

Cabe señalar que Chile es parte del Convenio de Basilea, que regula el movimiento transfronterizo de residuos peligrosos. En virtud de dicho tratado, le corresponde al Ministerio del Medio Ambiente entregar la autorización de importación, exportación y tránsito de estos residuos por nuestro país. Sin embargo, es el Ministerio de Salud la entidad competente para la fiscalización del almacenaje de residuos peligrosos dentro del territorio nacional, y el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, de su traslado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *