Solicitan a Contraloría investigar eventuales irregularidades por servicio de televigilancia en Viña del Mar

El diputado socialista Marcelo Díaz solicitó a la Contraloría Regional de Valparaíso que se investiguen las denuncias por mal uso de recursos públicos y eventuales irregularidades en que habría incurrido la Municipalidad de Viña del Mar a raíz de la prórroga de dos contratos –mediante trato directo– con la empresa Globallink Chile Telecomunicaciones S.A., encargada del mantenimiento de las cámaras de televigilancia de la comuna, labor que no estaría cumpliendo, puesto que alrededor de 40 de estos aparatos (de un total de 122 dispuestos en toda la comuna) se encuentran en malas condiciones.

“En base a un informe realizado por el Departamento de Auditoría de dicho municipio, evacuado el 13 de febrero del presente año, se establecieron falencias cometidas por esta entidad. A la ya mencionada, se detectó mala calidad en lo que respecta a las condiciones de mantención y reparación. Es más, de acuerdo a la documentación recibida, esta situación descrita anteriormente ya fue advertida en similares antecedentes, cursados en los años 2016 y 2017, lo que no hace más que agravar lo denunciado”, expresó el parlamentario.

“Lo anterior —sostuvo Díaz— motivó a que la Municipalidad de Viña del Mar aplicara, en ese entonces, multas a la empresa en cuestión, debido al grave incumplimiento contractual en que incurrieron”.

Además de las fallas denunciadas, el informe del Departamento de Auditoría advierte que las boletas de garantía de la empresa, que están en custodia de la Tesorería Municipal, “no cumplen con lo establecido en las bases, en cuanto a los vencimientos se refiere”, acotó.

Nulo control

Según Marcelo Díaz, en estos antecedentes se denuncia “un débil y casi nulo control por parte de los inspectores técnicos de obras respectivos. Además, se indica que las deficiencias ameritan, a lo menos, llevar a cabo una investigación sumaria”.

“En el informe —prosiguió el legislador PS— también se insiste en que la Municipalidad de Viña del Mar no debiese continuar con este contratista, sino terminar con los contratos de servicios con la empresa, toda vez que estos implican recursos que bordean los 30 millones de pesos mensuales”.

De lo expuesto anteriormente, para el diputado por el Distrito 7 resulta inexplicable que este municipio “haya tomado igualmente la decisión de prorrogar los contratos hasta mediados de este año, mediante trato directo con la empresa antes denunciada. Este hecho ha provocado, y seguirá provocando, un evidente perjuicio a las arcas del municipio viñamarino. La prórroga del contrato implicará un déficit cercano a los 120 millones de pesos”.

“El mal uso de los recursos públicos que ocurre en este caso, requiere una investigación exhaustiva de parte de la Contraloría Regional”, concluyó Díaz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *