Finaliza programa “Desafío Emprendedor” de ENAP Refinería Aconcagua

Con alegría y orgullo por los resultados alcanzados, los estudiantes de los colegios Alonso de Quintero; Altazor y Rayen Caven de la comuna de Concón, celebraron el cierre del programa “Desafío Emprendedor 2018”, impulsado por ENAP Refinería Aconcagua con el apoyo de la consultora Innovativa, en una ceremonia donde se premiaron las mejores iniciativas en diferentes categorías.

Esta es la tercera versión del programa que tiene como objetivo fomentar la formación de estudiantes de enseñanza media de establecimientos de las comunas de Concón y Quintero, en competencias de innovación y emprendimiento, y que contó con la participación de más de 80 jóvenes.

Durante la clausura, el colegio Alonso de Quintero recibió los premios de innovación y creatividad en la categoría Medio Ambiente con el proyecto denominado “Mambov Ecology”, y en Seguridad Laboral con la propuesta “Cero Ruido”. Por su parte, los establecimientos de la comuna de Concón, Rayen Caven fue distinguido en el área de Comunicaciones por su proyecto de un cortometraje y Altazor recibió el reconocimiento por su idea en energía renovable “Green Energy”.

“Este es un programa que crea valor para ENAP porque estamos invirtiendo en el desarrollo de talentos de innovación y emprendimiento en los jóvenes, a la vez que ponen en práctica su creatividad, su forma de pensar y de mirar el mundo y a nuestra actividad laboral de otra manera, para idear soluciones diferentes a desafíos reales de nuestra industria. También creemos que le estamos entregando herramientas de trabajo en equipo, liderazgo y otras que les servirán en su vida profesional y personal. El resultado fue muy positivo así que estamos orgullosos y esperanzados en mantener esta iniciativa”, destacó Edmundo Piraino, gerente de ENAP Refinería Aconcagua.

También la comunidad educativa valoró el programa. Vaimin Yuing, director del colegio Alonso de Quintero, expresó que “es destacable el nivel de entusiasmo y la motivación que despertó en los estudiantes. Participaron todos y lo comentaron en el colegio. Fue una experiencia muy provechosa y que nos colabora a los colegios en un aspecto tan importante como una buena orientación para que exploren sus aptitudes profesionales”.

Cabe destacar que el programa se desarrolló en dos etapas: el levantamiento de los desafíos de innovación y la fase de formación, donde los escolares diseñaron sus proyectos con el respaldo técnico de la consultora Innovativa, abordando cuatro retos: consumo de agua en refinería; ruido generado por los procesos, gasto energético por concepto de luminarias; percepción estética de ENAP en la comunidad y desafío comunicacional sobre la percepción de la comunidad en torno a la compañía. Además, los alumnos tuvieron la oportunidad de conocer la refinería y compartir con profesionales de la empresa para conocer sobre sus actividades operativas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *