Municipio de Viña del Mar enfatiza erradicación de microbasurales dentro del plan preventivo de incendios forestales

Erradicar los microbasurales que se han detectado en la comuna a fin de disminuir el riesgo de propagación ante un incendio forestal es uno de los objetivos que la Mesa de Técnica de Trabajo Permanente para la Prevención de Riesgo y Emergencias de Viña del Mar, expuso como prioridad en su 4ª sesión de trabajo del 2018.

La instancia es parte del proyecto “Viña del Mar Segura II: Desarrollo del territorio con adaptación al cambio climático y gestión de riesgo con enfoque intercomunal”, en sociedad con la Unión Europea, y su labor se centra en reducir los riesgos naturales y los causados por el hombre en la comuna, a través de la coordinación entre el municipio y distintos organismos y servicios vinculados al tema.

La reunión de trabajo de la Mesa Técnica fue encabezada por la alcaldesa Virginia Reginato, quien dio a conocer la actualización del catastro georeferenciado de los microbasurales, con datos sobre su volumen y superficie, los cuales se han detectado en propiedades de bienes nacionales de uso público y en sitios privados, arrojando un total de 54 focos (16 menos que el catastro realizado el 2016),

Al respecto, la jefa comunal informó que, en el marco del Programa Comunal de Prevención de incendios forestales, el municipio está invirtiendo $700 millones en las labores que incluye la erradicación de microbasurales. “No obstante requerimos más recursos, los cuales se han solicitado al Gobierno Regional, porque los incendios llegan en el momento menos esperado y ante una emergencia se requiere actuar rápidamente”, acotó.

La autoridad comunal también reiteró el llamado a los vecinos a desmalezar el entorno de sus casas y no botar basura en las quebradas.

En tal sentido, el secretario ejecutivo de la Mesa Técnica, Patricio Moya, enfatizó que “todo material combustible es algo de alto riesgo para generar incendios forestales, por eso este trabajo georeferenciado que se hizo para detectar los microbasurales nos permite trabajar con los vecinos en la tarea de erradicar estos puntos. El gran desafío es que una vez despejados no vuelvan a formarse y en eso deben involucrarse todos, especialmente los vecinos”.

Componentes

El director del Instituto de Geografía de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV), Luis Álvarez, y asesor del proyecto “Viña del Mar Segura” quien expuso “El accidente: los microvertederos en la propagación de eventos extremos de incendios”, explicó los tres componentes que pueden generar un incendio: amenaza, vulnerabilidad y el accidente.

“La amenaza es el cambio climático y ante eso no hay nada que hacer. La vulnerabilidad son las condiciones de precariedad de las ciudades y el accidente es lo que gatilla los incendios. De este modo, si no tomamos precauciones se beneficia de la vulnerabilidad y por eso es necesario eliminar los microbasurales que son un gran caldo de cultivo por su carácter combustible. Hay que tener en cuenta que vamos a tener incendios y por eso es importante prevenir que reduzca las posibilidades de eventos extremos”, explicó el académico.

En el plenario también expusieron representantes de Chilquinta y CGE (ex Conafe), quienes plantearon sus medidas de contingencia ante emergencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *