80% de avance tienen obras viales en Reñaca

En las próximas semanas concluirán las obras de construcción de los puentes sobre el estero de Reñaca, que conectarán a la vía PIV, y la reposición del pavimento de calle General Manuel Bulnes, ésta última  una iniciativa del municipio de Viña del Mar que implica una inversión del orden de los $667 millones del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR).

Dicho proyecto es ejecutado por la empresa Constructora XT Pavimentos y Cía Ltda. y presenta un 80% de avance, encontrándose en etapa final de hormigonado definitivo de las calzadas y accesos universales, además del enlace del nuevo colector de aguas lluvias al canal existente.

La vía que conecta el sector de Los Almendros con la parte baja del sector -detrás del Club Español- está siendo intervenida entre las calles Carlos Rogers y Bernardo O’Higgins, para mejorar las condiciones de seguridad vial.

Las obras incluyeron una calzada de 7 metros de ancho y aceras de 2 metros, a ambos lados, muros de contención, accesos vehiculares reforzados, traslado de postación existente, acceso para personas con capacidades diferentes y sistema de evacuación de aguas lluvias (colectores, cámaras, sumideros atraviesos) que desemboca en el canal.

El director de la Secretaría Comunal de Planificación (SECPLA), Rodrigo Duarte explicó que “esta obra permitirá generar un circuito vial mucho más amplio, moderno y seguro en un área de gran circulación vehicular que se complementa con la pavimentación de calle Salvador Vergara y muy pronto con la entrega de los puentes sobre el estero de Reñaca de la vía PIV”.

Respecto de los puentes sobre el estero de Reñaca, que permitirán una conexión más fluida tanto a Jardín del Mar, como a Los Almendros y la Vía PIV hacia Concón, el proyecto está en etapa final de empalme de los puentes con calle Vicuña Mackenna –ya ejecutado- y actualmente se trabajan en la conexión de Balmaceda.

Esta obra implica una inversión de $2.600 millones, es ejecutada por el Serviu y corresponde a la 3ª Etapa de la Vía PIV, y genera un nuevo par vial, por tanto, también se comenzará a trabajar en la nueva señalética, pues toda la extensión de calles Vicuña Mackenna tendrá sentido hacia el oriente y Balmaceda hacia el poniente.